23 de febrero de 2018

SIERRA DE LA CULEBRA...EL LOBO

 Estas mini-vacaciones pasadas de Carnaval, nos fuimos a La Sierra de la Culebra...¡qué divinidad!, cuánto más conozco España, más convencida estoy de que no hay país como el nuestro.
Recorrimos La Sierra de la Culebra, y por supuesto no podía faltar la visita al Centro de Interpretación del lobo ibérico...un animal de lo más bonito, temido, odiado y amado a la vez.
 A mi desde siempre me ha encantado...me parece precioso y no creo que merezca esa fama de malo que le han asignado...sea como sea...lo disfrutamos de lo lindo, los tuvimos bien cerquita y pudimos captar escenas maravillosas de sus juegos, su momento comida, su momento controlar el territorio, momento sumisión...todo esto, de la mano de su cuidador Carlos Sanz...colaborador y amigo del gran Félix Rodríguez De la Fuente.





En los alrededores del Centro de Interpretación del lobo ibérico un atardecer de esos que no se olvidan...una maravilla en compañía de amigos.






"En mi manada, la lealtad es un juramento"

5 comentarios:

Ramon dijo...

El cuento de la Caperucita Roja, puso en nuestras mentes infantiles la imagen del lobo fero capaz de cualquier tropelía. Por suerte, Félix Rodríguez de la Fuente nos descubrió a través de sus extraordinarios documentales los grandes valores positivos de este sensacional mamífero.
Precioso post!.
Un abrazo.

Teresa dijo...

¡ Que precioso Sara ! me encanta. Besos.

Ginebra dijo...

Bien cerquita los habéis tenido. Un animal maravilloso, y como dices tan amado como denostado. Incompatible con la ganadería creciente, eso dicen los ganaderos de algunos lugares del Norte, pero no son incompatibles, claro que no... a cada uno lo que le corresponde.
Una ruta maravillosa, la Sierra de la Culebra, un lugar que tenemos que proteger a toda costa.
Un beso

CARLOS dijo...

Sin ninguna duda un gran trabajo de concienciación sobre un animal al que se le ha maltratado de siempre y que ese gran naturalista que fue Felix Rodriguez de la Fuente nos acercó. Un animal que he tenido la suerte de ver en libertad y que me fascinó y me fascinará cada vez que tenga la enorme fortuna de encontrarme con el en mis pateos por los bosque y montañas. Ni que decir tien que fue un placer disfrutar con vosotros esos días en un rincón que apenas conocía y al que deseo volver, volver para intentar verlo en libertad de nuevo. Besos y muchos.

Alejandro Díez González dijo...

Hola Sara!! Que maravilla de fotos. Tengo apuntada Sanabria desde hace tiempo para ir con calma, ver llobos y conocer el centro de interpretación. Me has puestos los "colmillos" largos. Jiji. Un abrazo amiga.