23 de mayo de 2017

DEL JARIO A VEGABAÑO

 Continuamos con la segunda parte de este maravilloso día 6 de mayo que se ha grabado en mi memoria por siempre...en la entrada anterior os contaba nuestra ascensión al Jario desde Oseja de Sajambre ,y nuestros momentos en cima...
...ahora toca contar la bajada hasta llegar a Vegabaño, un refugio de montaña protegido por Los Picos de Europa de León, y disfrutar de bosques llenos de magia.



 La bajada es pindia,con algún nevero de las últimas nevadas, pero con el Macizo de Picos de Europa que vamos contemplando, esto es disfrutar y disfrutar...¡madre mia que Reino tenemos!...
¡¡León es el Rey de Reyes!!.


 Podemos contemplar ya en pleno apogeo esos bosques de hayas magnificas de Vegabaño, y también todas sus praderías y cabañas.
El cielo se alía con nosotros y nos regala escenas de cuento.

 Llegamos a Llarella...una majada preciosa antes de llegar a Vegabaño  con una caseta en la que comemos y brindamos por nosotros, por muchos momentos más de amistad en plena naturaleza, compartiendo lo que nos gusta, y disfrutando de lo que nos llena el alma de energía.
 Momentos de risa, vino de León y casadielles Asturianas...León y Asturias, Asturias y León...y Sole contagiándonos de risa.
 Y de pronto digo: ¡rebecos a la vista!, y mis tres paparazzi se ponen locos a trabajar.

 Y captan esas escenas  que a los que andamos todo el día por la montaña, nos encanta coleccionar, pero sobre todo, disfrutar en vivo y en directo.

 Nos disponemos a bajar a Vegabaño para disfrutar un buen rato del refugio, del entorno, y tomarnos un café rico allí, sin prisas, sólo dando gracias por otro día perfecto de montaña y con amigos.
 Los bosques por los que transitamos son de lo más precioso que he visto...tengo ganas de llegar a Vegabaño para ver si ¡¡de verdad!! puede superar a todo lo que estoy descubriendo en estos bosques.


 Y ellos tres siguen que siguen detrás de cada detalle que observamos, mariposas, pájaros...todo nos sirve para llenar nuestra retina de recuerdos inolvidables.


Y llegamos, aquí estamos ya...¡Sara hemos llegado a Vegabaño!, voy preparada para albergar dentro de mi emociones que jamás, jamás de los jamases se me olvidarán


 Árbol mágico poquito antes de mi entrada triunfal...le abrazo ¡por supuesto! y él me regala su energía...
... y yo pienso:¡en que entorno vives arbolito precioso!

 Les sigo un poquito detrás porque quiero grabar para siempre en mi alma este recuerdo,¡esta entrada a Vegabaño!...
...mi primera incursión en este Reino de la naturaleza, y a partir de ésta, le pido a ese Dios en el que creo que me permita muchas visitas más.¡¡Qué lugar!!


 Disfrutando del refugio y de un refresquito, disfrutando del momento. 
 Yo dentro del refugio y mi gente charlando amigablemente con una pareja de Noruega que eran un encanto. Aquí la temperatura pide brasas y fuego, ¡calorcito del rico!

 Esta pocholada de bonachón cuida del refugio y de todos los que allí paramos...¡qué precioso es, y que reportaje le hizo Manuel!.

 Y este otro también un amor, era el perro de la pareja Noruega, ¡qué ojazos!y tenía un nombre ¡tan difícil de pronunciar!
 Hasta pronto a este lugar de cuento...cuando de pequeña me contaban que había bosques que albergaban seres mágicos, y árboles maravillosos...me los imaginaba así...
Vegabaño es digno del más precioso cuento , ¡Vegabaño lo supera!.
Y cuando creí que ya lo había visto todo...nos introducimos en los hayedos de Vegabaño, y llegamos al Mirador de Los porros...¡¡alucinante!!
"Con un buen amigo no hay camino largo"

4 comentarios:

El tejón dijo...

Buena ruta y mejor compañía.
Saludos.

CARLOS dijo...

La subida desde Vegabaño al Jario es una clásica de la montaña leonesa, la vega es uno de los lugares más hermosos que te puedes encontrar en todo picos. Precioso tu reportaje y me encanta como lo has dividido, deteniéndote en esos tres puntos de referencia de la ruta, la cumbre, la vega y el mirador. Un enorme abrazo.

Jose Maria Suarez Garmon dijo...

Hola paisanaaaa!!!!

Cuanto tiempo sin entrar en tu blog, no tengo perdón, pero el tiempo que tengo últimamente es muy escaso.

El Jario lo he ascendido en tres ocasiones, pero todas ellas desde Panderrueda, y espero seguir subiendolo alguna más, pero nunca lo he hecho desde Vegabaño... tal vez porque los 5 km de pista que hay hasta el refugio se me podrían hacer muy cansinos a la vuelta, pero no descarto hacerlo en alguna ocasión. Las fotos son una auténtica pasada, y dan ganas de hacer alguna ruta por la zona de Riaño próximamente, ya veré...

Un saludo y hasta la próxima.

Teresa dijo...

Maravilloso Sara. Besos.