12 de abril de 2016

PUERTO DE LLORADA...LA CATEDRAL DE LA MONTAÑA

 Tenemos cerquita las vacaciones de Semana Santa...Spa y mucho Asturias, que necesito encontrarme con mi playita querida ya...pero antes decidimos una raquetada para despedir el invierno ¡que ganas de despedirlo ya! ...asi es que el día 20 de marzo nos vamos los cuatro a Lois para hacer la preciosa ruta del Puerto de LLorada...DIVINO... y con nieve he de reconocer que está muy bonito.
Empezamos la ruta justo en la pista que sale donde este viejo molino
 Al empezar, lo cierto es que salvo por pequeños montículos de nieve, pareciese que nos hemos equivocado, que no necesitaremos raquetas...¡no hay mucha nieve!...pero justo después de salvar esta subidita, empieza lo bueno...nieve muy abundante. 
Menos mal...sin raquetas no hubiésemos podido hacer nada.
 Y las huellas de nuestras raquetas se mezclan con las huellas de los bichines del monte y de los bosques ...la nieve es lo que tiene, deja buena prueba de la vida en los bosques y en las montañas.
 Qué vistas...esto está superando aún las expectativas tan altas que nos habíamos hecho de esta ruta...lo cierto es que este año no salimos de esta zona, y todas las rutas realizadas a cada cual más preciosa.
 Nieva poquito aunque parece que va a caer gorda...de momento se está bien.Manuel disfruta de la raquetada y de su cámara...¡cómo le gusta la nieve!.
 El paisaje y el camino están de cuento...y comienza a haber montonazo de nieve, pero montonazo.
 Y el arroyo baja precioso con este entorno, los pajarillos venga canta que te canta.
 Un rincón bien bonito.

 Quiero fotografiarlo todo, y disfrutar mucho de esta raquetada...lo cierto es que la nieve me da mucha pereza...pero una vez que estoy la gozo de lo lindo.
 Y entre caminar y caminar paradita a la fruta...no me digais que esta escena no es digna de contemplar...y es que Marga con su mochila-silla triunfa...qué gozada sentarse a contemplar este bellezón de entorno y comer tranquilita el tentempié sequita en silla firme jajajaja.
 Y escuchar y observar el trino de los bonitos pajarines que acompañan nuestro sendero hoy.

 Y mientras me hace Manuel la foto del recuerdo en el cartel doy el aviso...un rebeco precioso nos observa muy atento y tranquilo. 
Y nuestras cámaras echan humo.

 ¡Es precioso este señor de las cumbres!

 Y venga que toca otra foto de grupo, colocarse chic@s...que pongo en automático la cámara.


 Y ahora preciosos detalles en el camino.
 Cada vez hay más nieve y empieza a nevar con ganas...en un trozo del sendero la señalización de la ruta está bien cubierta.


 Llegamos a las instalaciones de la vieja mina...ventisca, nieve, friooooo.

 Seguimos y comenzamos el Puerto de LLorada...aquí hay que tomar una decisión...a Lois que es nuestro destino, por el Puerto de LLorada 4,5 km de distancia y dos horas y media de duración,  y a Lois por donde hemos venido, por el Valle del Río Zaco 4km de distancia  una hora menos de duración...pufff, tenemos la tormenta encima, nieva muchoooo y hace frío...
Después de mucho debatir, todos a una decidimos que volvemos sobre nuestros pies...por el Valle, el Puerto de Llorada lo dejaremos para la primavera...aquí nos espera radiante este faedo hermoso que hemos visto desde el inicio.
 Tomamos la decisión correcta...empezó a nevar y ya no hubo más fotos del camino de vuelta, tuvimos que guardar las  cámaras en las mochilas...nevando a todo nevar y ventisca que a algunas nos bamboleaba...llegar al restaurante de Lois, a La Catedral de la Montaña con la chimenea encendida fue un regalo divino...y comer ese cocido rico, rico un agradecimiento total...
Aquí secamos toda nuestra ropa que llegamos heladitos, y aunque íbamos muy abrigados 4km nevando sin parar se hacen notar .

 Cuando terminamos de comer bien relajaditos, ya entraditos en calor y con energías recuperadas, aún nos queda marcha...¿qué a dónde nos dirigimos? está claro... a Maraña y al Puerto de las Señales...paquetazo de nieve...pero eso bien merece otra entrada que os contaré aquí prontito.
Decimos hasta pronto a Lois con su Catedral de la Montaña, esta iglesia de mármol rosado que es una joya, el temporal parece que amainó un poquito,sólo un poquito.
"Cuando empecé a caminar por la naturaleza entendí porqué el misterio tiene ese alto grado de atracción"

2 comentarios:

. Ló . dijo...

Que gozada ver toda esa nieve, vuestras caras disfrutándola...¡y el señor de las cumbres! que parecía estar posando para vosotros! ;))

Es siempre tan reconfortante seguir tus pasos, Sara...

Besitos a montones, preciosa

Teresa dijo...

Muy lindo Sara, yo no habría salido con tanta nieve. Besos.