19 de septiembre de 2017

RIBEIRA SACRA. GALICIA. MAGIA QUE ATRAPA.


Estamos finalizando Agosto, y con este mes también finalizan mis vacaciones...ha sido un verano extraño, pero muy fructífero, lo hemos aprovechado a tope,y como colofón final tenemos reservado este viaje a La Ribeira Sacra...al corazón de Galicia. Hemos venido atrapados por esta tierra de meigas, misterios y magia. Bella la Ribeira Sacra
El 27 y 28 de agosto hacemos escala en Parada de Sil, (Orense) una auténtica preciosidad de pueblecito, y lleno de senderos , bosques y miradores desde los que contemplar al bello río SIL.
Hace un calor exagerado, y hemos encontrado a Galicia más seca de lo normal, aunque hoy amenaza tormenta y al final cayó, ¡¡vaya que si cayó!!. 
Hasta el cielo se viste de misterio y magia.
Llegamos a los Balcones de Madrid ( llamados así como homenaje a todas esas gentes que tuvieron que irse a trabajar fuera de esta tierra , y también desde aquí las mujeres veían marchar a sus maridos, muchos de ellos barquilleros, hasta las verbenas de Madrid) tras un bonito paseo desde el mismo Parada de Sil...es un lugar impresionante, rodeado de bosques, y llegar a estos miradores y contemplar el río Sil desde estos aéreos, es una auténtica gozada.
¡¡Es un mirador impresionante sobre este profundo cañón (300 metros de profundidad) del SIL.




Y después de disfrutar de Los Balcones de Madrid, continuamos por el camino natural de La Ribeira Sacra, amenaza tormenta pero nos apetece mucho adentrarnos en el misterio de esta tierra, de estos bosques y cañones...nos dirigimos al Miradoiro as Fontiñas, que con tormenta ha sido un verdadero privilegio.
En el camino, diversas escenas, dignas de ser captadas.






El cielo precioso con la tormenta encima nuestro.


Y nos adentramos en el bosque, a ver...para ser sincera pasé un poquito de miedo, si ya de por si impresionan los bosques profundos de La Ribeira Sacra...imaginaos con tormenta, tenían un algo especial y mágico. 
Muy pegada a Manuel por si acaso jejeje.
Y a 20 metros de este salvaje mirador, comienza la tormenta, suave de momento, lo que nos permite disfrutar del entorno...y ¡¡qué entorno!!



Abrimos paraguas, comienza a llover suavemente y a tronar fuertemente.Pero dura nada y menos.




En Parada hay cruceiros magníficos, una estatuta en honor a los muchos barquilleros que hubo en esta tierra y hórreos preciosos...Galicia en estado puro.



Incluso con la tormenta, hay una puesta de sol preciosa sobre campo santo...y en unos minutos que el sol se despide de nosotros, la tormenta, ¡ahora si! , se instala sobre Parada de Sil...
Descargó furiosa durante media horita y regaló a Manuel esta captura de este rayo, mira que le tenía ganas a una captura así, y fue aquí, en tierra de meigas.

Y tras la noche de rayos y truenos, salió el sol, un sol precioso, que a primeras horas del amanecer se midió con una niebla misteriosa, pero que después nos calentó durante todo el día 28 de Agosto, un día ajetreado de visitas, ruta de los Monasterios (qué Monasterios, y que lugares para acceder a ellos, PURA FANTASÍA), y navegar por el SIL, eso os lo contaré en mi próxima entrada.
Hemos quedado atrapados por esta Ribeira.







"Puedo olvidar lo que me dijiste, lo que me hiciste, pero jamás puedo olvidar lo que me hiciste sentir"

4 comentarios:

Ginebra dijo...

La reflexión me encanta, y es que cuando hieren nuestros sentimientos de forma cruel e injustificada o, lo contrario: cuando se nos quiere de verdad y nos hacen felices, esas emociones quedan ahí impresas...
PUes preciosa Galicia, unas imágenes alucinantes de las nubes, de la tormenta, de sus bosques... y una de las imágenes es una calzada romana, no?.
Sois caminantes incansables.
Besos

Marina Fligueira dijo...

¡Pues si, es mi tierra querida esta Galicia del alma mía! Bella y verde como una esmeralda con sus aguas cristalinas... Aunque ahora tenemos sequía, mas se acerca el invierno y caerán aguas benditas.

Un cordial saludo y no perdáis la costumbre de hacer la visita.
Habéis hecho un precioso reportaje con imágenes de ensueño. Gracias.

Un saludo muy cordial

Julio dijo...

Bueno, ahora que yo también me he decidido a subir montañas, me gustan más estas experiencia. Enhorabuena.
Salud.
Julio González Alonso

Teresa dijo...

Precioso Sara. Me marcho para Asturias unos días, ya te contaré. Besitos.