2 de febrero de 2017

MINA PROFUNDA, CÁRMENES, LOS ARGÜELLOS

 En esta ocasión, y después de un sábado extraordinario disfrutando del Circo del Sol en Gijón, nos vamos a Cármenes, estamos enamorados de Los Argüellos y decidimos hacer la ruta a la Mina Profunda...es Domingo 29 de Enero y el día es invernal, pero mereció la pena ¡¡tuvimos premio!!
 La niebla nos dejó estampas preciosas de Cármenes y de todo este valle.



 El lugar donde está la Mina Profunda es IM-PRE-SIO-NAN-TE ,y al llegar a ella decidimos no entrar porque estaba llenita de escrementos de lobo ¿nos los encontraríamos dentro?, mejor no comprobarlo.
 Y...¡¡ bingo!! encontramos esta píara simpática de jabalies, cómo corrían entre la nieve, fue una gozada verlos, que no es muy fácil, y los tuvimos allí bien cerquita.


 Toca jugar un poco en la nieve, que para eso somos de tierra de ella y hoy desde luego es la protagonista...está todo tan bonito.
 Arrumacos invernales jjjjjj







 Después de gozarla en la nieve nos vamos a comer rico como cada Domingo en invierno (puesto que para comer el bocata en la montaña no está muy apacible)...este Domingo toca en Coladilla en el Restaurante La Rinconada donde comimos un rico cocido de chivo...ummmm qué buenísimo estaba.




 Y de tanta nieve tenía las botas chorreando y los pies heladitos, pero en La Rinconada tenían la chimenea a todo lo que da y el calorcito era muy de agradecer...así es que me descalzo y a secar y calentar en este entorno precioso.



Después de comer aún nos queda marcha y atravesamos las hoces para acercarnos al cresteo de La Sardonal 

 ...lo encontramos llenito de nieve y aquí es cuando pienso en que berenjenal me he metido, pero ya metidas en faena hasta arriba.
 Sólo se escucha el silencio... roto por el sonido del aire invernal, hace muuuucho frío, ya atardece y desde aquí se ve precioso el Faedo y el castillete minero del grupo de Ciñera "mi pueblo", un pueblo requetebonito. 


 "La vida pasa y no se detiene ni siquiera una hora" Francesco Petrarca


1 comentario:

María Perlada dijo...

¡Qué precioso paisaje nevado! aunque el frío os haya acechado, ha merecido la pena disfrutar de ese precioso lugar y mmm qué pinta más rica tienen los garbanzos, me encanta el cocido.

He disfrutado un montón viendo las imágenes, Sara, son preciosas.

Un beso bien grande.