19 de octubre de 2016

HAYEDO DE ORZONAGA, UNA JOYA EN EL VALLE DE TORÍO.


El día 18 de Septiembre y después de la maravillosa Ruta Aviados, Peña Galicia, Correcillas, Aviados, que nos marcamos el día anterior, nos preparamos para visitar el magnífico Hayedo de Orzonaga.
Está preparándose para el otoño y nos regaló escenas bien bonitas.





 Desde algún claro del bosque podemos contemplar todo el valle y la cima que recorrimos el día anterior.

 Y dentro del bosque los árboles nos enseñaron sus formas más singulares y llenas de naturaleza...qué poder sanador tienen nuestros bosques, y que suerte tenemos de ser la provincia con más número de bosques...y hermosos a más no poder.






 El sol juega a entrar por cada huequito del hayedo y a la izquierda de esta escena  un ser maravilloso nos contempla.






 Y para finalizar este hermoso día en compañía de amigos, y despedir el fin de semana que hemos pasado juntos haciendo lo que más nos gusta, nos damos un homenaje a base de bien...de esos que tanto nos gustan.
"No me levanto cada mañana para impresionar a nadie sino para dejarme impresionar por la naturaleza".

3 comentarios:

María Perlada dijo...

A mí sí que me impresionas con las imágenes que publicas, Sara, la verdad es que son un deleite para los sentidos, y me haces tocar el cielo, y la naturaleza, de la mano de tus fotografías, que son hermosas, un recorrido para saborear con la mirada, maravillosas, me han encantado.

Un placer venir a este precioso blog.

Un beso enorme.

Teresa dijo...

Que sigáis así por mucho tiempo, que me encanta. Besos.

Ginebra dijo...

El hayedo precioso, un paraje de cuentos de gnomos, elfos y hadas... y la reflexión me encanta. Y es que de ella, de la naturaleza, es de la que debemos dejarnos impresionar, ¡tiene tanto que mostrarnos!!!
Besos