12 de septiembre de 2016

RUTA ESCALERAS DE MONTFALCÓ AL CONGOST DE MONT REBEI...TOCANDO EL CIELO

Y nos dirigimos a Montfalcó, en plena Sierra del Montsec,para hacer esta impresionante y novedosa ruta, no apta bajo ningún concepto, para personas con vértigo, es decir, PARA MI...podíamos haber ido por una cómoda carretera que nos lleva a  La Masieta ya en Cataluña, pero NO, mi marido el aventurero, quiso empezar por Aragón y coger la pista vertiginosa y largaaaa que nos lleva hasta el refugio de Montfalcó...el paraje divino, pero menuda pista, 15 km interminables, carretera estrecha con rampas impresionantes, hay que ir muy despacio, se tarde 40 minutos en llegar. Yo ya no necesité ruta, ya tuve aventura nada más comenzar. Grrrrrrrrr, mirar en la imagen siguiente la pista.
Manuel aparca ¡¡por fin llegamos!! hablamos con los chicos del refugio, coge agua, mucha agua bien fresquita y le acompaño un ratito por el sendero que al principio es fácil y muy muy bonito, pero hace un calor INSOPORTABLE. Le digo que por favor sea prudente, que beba mucha agua y que cuando pille cobertura me vaya notificando como está. 
Nos despedimos y...estas primeras fotos son de mi paseo por los alrededores...paseé, comí, leí mi libro en un bosque, me achicharré de calor, tomé algo en el refugio, hablé con una inglesa que estaba molida y esperaba a su familia que había ido a por el coche al quinto pino...en fin!!! me cundió aquel calurosísimo día de mediados de julio, se alcanzaron 41ºC y Manuel tuvo que compartir su agua con unos jovencitos que habían salido sin agua, increible lo que puede llegar a ver un@ en la montaña.







Y aquí ya empiezan las fotos de Manuel y el video final os lo va a decir todo sobre esta ruta...tiene cinco vídeos, de subidas, bajadas, puentes, tramo parecido al Cares, pero con uno creo que sobran las palabras y faltan emociones...para mi esta ruta es IMPOSIBLE...puro vértigo, pura altura, puros desfiladeros y cañones vertiginosos...pero volveré, vaya que si volveré y navegaré por estas aguas turquesa...¡¡la haré en piragua!!.



En esta ruta podemos contemplar  las escaleras encaramadas en el Camino Natural de Montfalcó, en Huesca. Desde Montfalcó, el Camino va hacia el GR-1, hacia el Congost del Mont Rebei, en Lleida. Bajo las escaleras está el río Noguera Ribagorzana, el responsable del tajo de este desfiladero y del otro lado del río está Cataluña. En algunos puntos del recorrido esta frontera vertiginosa mide apenas 20 m de lado a lado.
De toda la ruta desde Montfalcó hasta La Masieta (8 km) 16 km para Manuel, ya que hizo ida y vuelta,las escaleras,son uno de los platos fuertes de la jornada. Dicen que no, pero el vértigo se nota. Bajo tus pies hay un vacío del que te salvan unas tablas y que por algún motivo confías en que están bien soldadas a la roca. Lo están, claro, pero tu cuerpo registra un “y si no” y el ritmo cardiaco se acelera de 70 a 180. Hablando de números, las escaleras, divididas en dos tramos separados, salvan un desnivel total de 83 metros en 291 escalones. Si vienes desde Aragón, los subes. Si vienes desde Cataluña, los bajas. Y cuando la haces ida y vuelta como Manuel, las subes y las bajas.



Muchos de los materiales de construcción de las escaleras se trajeron en helicóptero. De las labores se encargó la constructora TRACSA que, según los expertos, han realizado un trabajo minucioso. “Ha sido complicado de ejecutar, sí”. 

La ruta desde el Refugio de Montfalcó hasta La Masieta en Mont-rebei tiene una longitud de 8 km. Unas tres horas de duración ( se dobla el tiempo si la haces ida y vuelta) con una dificultad media. Se construyeron dos pasarelas de escaleras. Desde Montfalcó, el primer tramo de escaleras aparece a los 45 minutos y salvan 33 metros. La segunda impresiona todavía más: 55 metros de pasarela aérea hacia el cielo. En total, 291 escalones y mucho paisaje.
Pánico me da hasta ver las fotos y algún vídeo  de Manuel no he podido terminar de verlo aún.

El camino se ubica en la Sierra del Montsec. Tanto despedazó el río Noguera Ribagorzana la tierra caliza que terminó por dividir Cataluña de Aragón. De hecho, popularmente hay dos Montsec: el del lado aragonés llamado “el de Estell” y el del lado catalán conocico como “el de Ares”.
Antes de la construcción del embalse de Canelles, los vecinos de ambas riberas determinaron que el desfiladero era el camino más breve para comunicarse y comerciar. Ese fue el primer recorrido, por el fondo del desfiladero.
Ese camino original quedó sumergido bajo el río y los campos de cultivo, perdidos.
En mayo de 2013 TV Aragón abría informativos con la noticia de que Aragón y Cataluña volvían a estar conectadas a través de pasarelas y del puente colgante del embalse de Canelles. El hito no se producía desde hacía más de 60 años, cuando el antiguo puente que comunicaba ambas riberas quedó anegado por la construcción del embalse, a propósito de la llegada de las hidroeléctricas.
Con el embalse de Canelles también se perdió bajo el agua el antiguo camino, de manera que hubo que reconstruirlo más arriba. Así, en 1984 se abrió el nuevo camino del Congost de Mont-rebei, un itinerario alucinante e inverosimil tallado en la roca.
Fuente: Javi Rodríguez Godoy


Otra vista de las escaleras hacia el infinito. y Ahora disfrutad de las imágenes y del vídeo final.











video

4 comentarios:

Ramon dijo...

Espectacular paraje. Lo hicimos hace unos años con Montse y más família desde el Pont de Muntanyana. Ida i vuelta pero no estuvimos en el tramo de las escaleras de madera. Un empujón más y nos vemos en Barcelona!

Teresa dijo...

Yo tampoco subiría por ahí ¡ que vértigo ! Lo demás todo precioso Sara. Besos.

CARLOS dijo...

Como me presta ver esas escaleras, ese río verde, esa canal y ese recorrido que disfruté y sobre todo ver que disfrutasteis ese viaje... precioso reportaje, y esas escaleras cuestan aunque parezca que no...

Ah y es solo confianza en el material, solo eso, confiar y esperar que el material resista, básicamente como si estuvieras en una terraza asomada a un balcón... jajajaja

Un abrazo amiga

Monchu dijo...

Impresionante Sara, que pasada de ruta. No me extraña que te de vértigo con solo ver las fotos que hizo Manuel. Pero bueno, siempre te quedará la opción de la piragua como tu dices jejejejeee
Precioso reportaje.
Un abrazu