24 de septiembre de 2015

PICO HUEVO..."cuando el camino hacia la cima es, como la marcha hacia uno mismo".

El 13 de septiembre el grupo nos volvemos a reunir después del parón veraniego (nosotros hemos hecho varias rutas en ese tiempo, otr@s se tomaron el verano sabático :):):). 
Pretendemos comenzar la temporada con El Pico Huevo 2.156 metros de altitud. Manuel y yo llevamos tres intentos, éste es el cuarto y no se porqué me da a mi, que hoy tampoco será el día...hace un frio invernal y hay una niebla terrible.Lo empezamos por el precioso pueblo Leonés de Canseco.
 

 La cascada nos da juego para hacer una paradita y hacernos unas fotos para el recuerdo.
 Y lo que nos temíamos una niebla impresionante, llueve mucho y hace un frio insoportable, así no se puede subir...lo intentaremos el próximo Domingo si dan bueno.
En la siguiente imagen podreis comprobar que acabamos como sopas del agua de la lluvia, pero sonrientes por la decisión tomada.

 El día 20 de septiembre Siiiiii, este día fue el definitivo, es la quinta vez que Manuel y yo intentamos el Huevo...tres no pudimos coronar por el mal tiempo, otra porque nos perdimos y aparecimos en el maravilloso Pico Mediodia (buena fue la pérdida) y la quinta, ésta que os contaré y que conseguimossssssss.
 Este Domingo 20 de septiembre hace un día de verano, nada que ver con el pasado Domingo, en esta ocasión sólo vamos Luis, Malú, Manuel y yo...Marga y Susi no nos acompañan, a Marga el Domingo pasado, aunque cubierta por la niebla, no le gustó nada la canal del arroyo Murias :) :) :) .
 Nos hacemos la foto de grupo en el refugio y las cuadras de caballos...tenemos la canal que vamos a afrontar detrás nuestro...pufff que pindia es.

 Venga vamos a ello sin pensarlo, Manuel nos va marcando los descansos porque una vez en ella es tan dura como parecía...salvamos de golpe y porrazo 600 metros de desnivel...Malú no va muy bien y se quedan a 2056 metros...ya casi lo tenían ahí, pero hay días y días...
 El monte está precioso con este rojizo de las arandaneras, no hay ni uno solo, los ositos se los habrán comido.
Yo sigo para arriba...por dos veces pensé en desistir pero el amor propio y la voluntad tiraron de mi.

 
 Mereció la pena ese último esfuerzo, que altos estamos, aquí el sonido de la brisa nos invita a la calma total. 
Malú y Luis comienzan la bajada para comer en un sitio menos inclinado, que chiquitines les vemos.
 Ahí lo tenemos, delante de nosotros, ya falta poquito para coronar.


 Que vistas...se ven los colosos impresionantes de Picos de Europa, y por el otro lado Ubiñas, Tres Marias, La Mesa...

 Manuel me dice que contemple los cortados que dan hacia Vegarada, pues nooooo, va a ser que no.
 Y por fin, alegría, satisfacción...conseguido, después de tantas odiseas para llegar a ti, te alcanzamos cima del Huevo, 2156 metros de altitud. Este día recorrimos 18 km  en 7 horas con un desnivel de 1.150 metros de subida y otros tantos de bajada ya que es circular. Merecieron la pena todos los intentos.

 Me siento maravillosamente bien, qué buena decisión continuar, qué vistas, qué bien se está aquí... tanto me costó que poso hasta con chulería :) :) :) y Manuel disfrutando de la altura.
 Allí están Luis y Malú comiendo su bocata, parecen hormiguitas...nosotros lo comeremos en la cima que hace un día extraordinario.
 Y la bajada? Cómo afronto yo ahora la bajada Manuel?
Manuel reponde----pues bajando Sara, igual que subiste, y no empieces a dar guerra y confia en ti eh, por favor,...y yo ante esto me pongo muy digna y bajo sin apenas decir ni esta boca es mia...sólo dije ains mi rodilla jajajajajaja.
Una última foto desde allá arriba,  y todo pá abajo grrrrr.
Qué alegría más grande cuando pude estar recta, en terreno plano, y estirarme en las praderas del refugio, allí nos estaban esperando Luis y Malú...descansamos un ratito, y seguimos la marcha de bajada ya por la pista.
Echar la vista atrás y contemplar por donde subí y bajé ...canal preciosa pero durilla por el esfuerzo físico que requiere, nada más.
Y terminamos otra jornada maravillosa en la que quitamos el Pico Huevo de las cimas de pendientes...volvemos para casa muy satisfechos y lo hacemos por un rincón mágico de nuestra tierra, por Las Hoces de Vegacervera ...un hermoso desfiladero custodiado por grandes moles de piedra.

“No hay atajos a la cumbre. Debemos subir la montaña paso a paso, por nosotros mismos.”Judi Adler .






5 comentarios:

Teresa dijo...

Eres toda una campeona. Muchos besos.

Ginebra dijo...

Bueno, pues impresionante la subida y las vistas desde ese Pico Huevo, desde luego que debe merecer la pena el esfuerzo.
Estáis hechos unos profesionales:)
Besos

Cienfuegos Caleyeru dijo...

Guapa cvumbre. Solo la conseguí una vez, hace ya bastantes años, subiendo desde Vegarada, junto con las Pñeas del Faro. Enhorabuena. Se ve que le teníais ganas. Yo no se si le faría tantas oportunidades a una cumbre.
Un abrazo

Jose Maria Suarez Garmon dijo...

Enhorabuena paisanaaaaaa!!!!!!

Ruta bien bonita la que hicisteis, y no importa las veces que se haya intentado anteriormente... siempre se disfruta de una manera muy especial el alcanzar una nueva cumbre y más aún si ha dado guerra poder alcanzar la misma.

Solamente indicarte que podríais haber subido a la misma sin tanto esfuerzo yendo por la cresta de la izquierda más que por el valle que subisteis, al principio es un poco más duro, pero luego la misma va suavizando y se hace algo más llevadero... eso sí, un poco más larga es.

Pero lo más importante es alcanzar el objetivo y alcanzar el Huevo... jajaja.

Un saludo y a ver si pronto podemos hacer algo juntos.

María Perlada dijo...

Qué bonitas fotos, me quedo mirándolas con la boca abierta jajaja y es que parece quiero respirar el aire de la montaña, es impresionante lo mucho que disfrutáis con la naturaleza, todo merece la pena hasta el último esfuerzo.

Bellísimas fotos es decir muy poco.

Mil gracias Sara por este precioso reportaje con el que he disfrutado mucho.

Un beso muy grande y dulce de seda.