29 de noviembre de 2013

ESPACIO DE CONFIDENCIAS



Comenzamos la ruta con mucho frio y un colorido otoñal impresionante, las cascadas de agua y el canto de los pajarines nos acompañaron durante buena parte de nuestro recorrido. Vadeamos preciosos arroyos llenos de musgo y manto otoñal.



 
 Preciosos caballos que nos encontramos a la mitad de la ruta, el contacto con ellos es un lujazo...que se lo pregunten a Luis.






Las setas no quieren desaparecer del bosque y resisten valientemente las primeras nieves, incluso salpicadas del blanco manto invernal son preciosas.




A medida que subimos el paisaje se vuelve más invernal y comienza a nevar…esto si que no nos lo esperábamos…hace mucho frio pero estamos radiantes y Manuel tira de nosotros para que subamos más y más…







Jugamos con la nieve, comemos acerola cargada de vitamina C, los frutos están en todo su esplendor, que ricos, es impresionante todo lo que nos regala el bosque.









 Y terminamos contentos, felices, cansados pero muy felices por otra jornada más en buena compañía...el frio era intenso, cada vez más...y un vinito para entrar en calor antes de la suculenta comida no está nada mal. Hasta yo lo tomé...que frio grrrrr.

 Y los manjares que comimos en Cabornera en el Mesón Suárez...es que esta tierra, además de naturaleza tiene una gastronomia que quita el sentido.
"El tiempo pasó volando y los momentos se han vuelto imborrables porque los hemos disfrutado en compañía de los amigos"

9 comentarios:

Chayo dijo...

Hola preciosa!!
Gracias por tu blog!!
Ya te enlacé!! ;)
Sois unos valientes de ir andando por esas preciosas montañas; claro, que ella os regalan todas esas maravillas!
Me encantan tus fotos, tan llenas de vida!!
Un abrazo!!

Teresa dijo...

Sara, que pena que no este cerquita de vosotros, para ir algún día, si me invitarais. Abrazos fuertes.

María dijo...

Decir que son bellas estas imágenes es decir poco, ¡es que son preciosas! con ese colorido de belleza, no me extraña que termináseis felices y contentos, vaya paisajes más divinos, pero tiene que ser de alucine contemplar tanta belleza desde la cercanía, aunque haga frío con lo bien que lo pasais, ni lo sentís.

Felicidades por vuestras bellas imágenes.

Un beso.

Ramon dijo...

Todo un reportaje "marca Sara". Hermosas fotografías y la expresión de bellas emociones que contagian a los que te seguimos.
Un abrazo.

Ginebra dijo...

Hoy me detengo más en el paisaje gastronómico que en el otro, tiene una buena pinta.
Primeras nieves, ya tenemos aquí el invierno.
Besos, Sara.

Gizela dijo...

Impresionantes imágenes!!
Otoño e invierno solapados en un abrazo...momentos doblemente especiales!!!!!

Una gozada, lo que transiten tus fotos!!!

Besotesss y lindo domingo

Cienfuegos dijo...

Como os cuidáis. No se si coméis para reponer fuerzas de la caminata, o camináis antes para no sentiros culpables por lo que os vais a meter entre pecho y espalda después, ja, ja.
Un abrazo

Sanclagones dijo...

Puff.. madre mia Sara, yo como Javi a partir de ahora entrare en vuestro blog, por el final, asi me dara fuerzas para ver toda vuestra caminata jajja.
Ruta muy bonita, y un colorido de los mas variado con los cromaticos otoñales, y el blanco invernal.
Un Saludo.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá amiga Sara; Excelentes fotografias de belas paisagens de outono....
Cumprimentos