19 de septiembre de 2013

ENTRAMOS EN ANCARES

 El fin de semana pasado fue especial, muy especial, y es que cada vez que vamos al Bierzo, a esa maravillosa tierra... es para disfrutar y para eliminar sobrecarga emocional...porque allí está ella...sin duda, mi mejor amiga.
 Nos recibió en su casa, en un pueblecito hermoso de Ancares, la primera vez que fui a este pueblecito tenía 18 años,y fue en casa de su abuela Alicia y su abuelo Pedro...29 años han pasado...de una larga y profunda amistad. Ella siempre pendiente de mi...yo siempre pendiente de ella.
 Manolo visto desde arribotas...¿sabeis que hacía? ponerse tibio a higos jajajaja...y le pillé.
 Momentazodecisivo en la comida, productos todos trabajados en la tierra, todo de casita...asi estaba todo de rico...y vine cargadita de tomates, pimientos, higos,calabacín...
 Tarta de cerezas y tarta de pera (todo de casa), había que probar las dos...ummm no sabeis como estaban de buenas, pero por las imágenes os lo teneis que imaginar.


 Y en el corral...casi me tienen que sacar de allí a empujones...estos cerditos son preciosos y que graciosos eran...uno llenito de manchas, y el otro sólo con una manchita...cien fotos que les hice.Yo desde luego no me los comería, pero los jamones que darán seguro estarán deliciosos.
 Y la gallinita acababa de poner el huevo...que felicidad es vivir en el pueblo y disfrutar de todas estas labores y momentos.
 Y a la tarde hubo paseo hasta el rio, porque aquí la gente no necesita la piscina, tienen un rio de aguas claras y limpias donde pasan veranos maravillosos...
ahora...el otoño parece que se está haciendo un huequecito y también quiere entrar en Ancares.
 Foto de los cuatro...ella la que estuvo a mi lado hace 26 años, cuando en plena juventud mi vida dio un giro, yo con ella... cuando también en ese momento, un golpe muy duro cambió su vida.¡¡Juntas siempre!!
 Y no podía faltar la foto con Ernestina su mami, esa que tan bien nos acoge siempre...y con la abuela Alicia, que con muuuuchos años ya, está como una rosa...casi como hace 29 años que me acogió por primera vez en su casa. La adoro, porque yo de aquella hacía poquito que había perdido a mi abuela (esa que siempre está conmigo) y además ahora... tendría la misma edad que tiene ella.
Hemos aprovechado el fin de semana a tope, charlando y charlando...la luna nos anuncia que no podemos apurar más...el lunes está llegando y hay que volver, cada una a sus quehaceres...
han pasado 29 años desde que se inició nuestra amistad...nos unió la misma carrera y momentos dificiles en nuestras vidas en el mismo periodo de tiempo...seguimos juntas desde entonces, muy unidas...ahora mismo las dos estamos pasando momentos delicados en nuestras vidas...y nunca dejamos de estar JUNTAS...yo pendiente de ella...ella pendiente de mi. GRACIAS Mª FÉ por existir.






15 comentarios:

L. Gispert dijo...

Que riqueza SARA... amistad, huertos, productos, color... Mª Fe, que nombre más bonito el de tu amiga...

Me encanta que nos hables de tus felices encuentros SARA... Tienen esa humanidad y calidad humana que hacen grandes a las personas.

Un beso.

Teresa dijo...

Sara, un abrazo fuerte para las dos, bueno también para los demás y besitos. Me encanta esa amistad.

CARLOS dijo...

Que delicia, no me extraña que Manuel se atiborre a higo, tan buenos, jajajaa, a mi también me encantan. Un enorme abrazo Sara.

montse dijo...

Qué calor y entusiasmo desprende tu explicación de la visita a Ancares!!...
Como llenan estos grandes momentos!!...Qué bien que te habran ido!!
Me alegra mucho leerte así.
Un abrazo muy fuerte para cada uno de vosotros.

Ramon dijo...

Todo es cálido en esta entrada: el relato de la amistad, el del entorno, el de los recuerdos,el de los alimentos...
Un abrazo para ti y para Manuel-

Ana Mª Ferrin dijo...

Sara.
Vaya sitio, vaya fotos, vaya texto lleno de vida.
Y que mujeres más guapetonas y cómo os cuidáis, todo hay que decirlo.

Felicidades por el blog.

Joan González dijo...

Sara...que bien os lo montáis...jajaja

Y Manuel comiendo el higo por ahí...jajaja

salut
joan

Monchu dijo...

Los Ancares, buen marco para reencuentros de ese tipo.
Que nunca se rompa esa amistad.
Un abrazu pareja

LUISA M. dijo...

Bonita y entrañable historia de una amistad de las de verdad, Sara. Y que dure muchos años mås. Besos.

Ginebra dijo...

La verdadera amistad es un tesoro, igual que el amor verdadero. Quien logra encontrarlo, tiene el deber de conservarlo.
Besos

rafa solanilla dijo...

Vaya manjares, así estáis vosotros de sanotes.
Un abrazo.

KIKO dijo...

Como me alegra verte cargando las pilas en mi querido Bierzo y ver que te sientes como en tu propia casa rodeada de la maravillosa gente de esa tierra que tratan a uno como si de su casa fueses. No conozco a nadie que haya visitado el Bierzo y no quede cautivado por todo lo que allí se puede vivir.
Tengo unas ganas locas de coincidir allí contigo y con Manuel y degustar esos manjares.
Un abrazote Berciano.

Duarte dijo...

Cuanta belleza, y que ambiente.
Amigos para siempre, un amigo es un gran tesoro.
Me llena de felicidad enterarme de estos afectos, prueba inequívoca de lo que hace una buena amistad.
Abrazos de vida, hoy más que nunca!

Angel Corrochano dijo...

Cunnus así da gusto ir de visita!!!, que buena compañía y comida. Me alegra que lo pasaras bien
Un abrazo Sara

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá Sara, excelentes fotografias que retratam uma grande e bela amizade....
Cumprimentos