1 de febrero de 2013

ESTAMPA INVERNAL DE FINALES DE ENERO

 Como niño con zapatos nuevos...¡¡yo con raquetas!!...para hacer una raquetada por El Lago Ausente, preparados...listos...¡¡ya!!.

 Ha caido una buena capa...aunque todos los expertos dicen que en esta época debería haber el doble...el blanco manto está completamente helado.

 Comenzamos a caminar por la senda al Lago Ausente...la temperatura es gélida, aunque el sol brilla radiante y el cielo está muy despejado.
El cielo estaba precioso... y el sol doraba  la ladera helada regalándonos esta estampa invernal.


 Aquí comienza la subidita al Lago que no está en las mejores condiciones para subir sin piolet o crampones...el guía nos dice que cada uno ponga su límite, y yo... aquí lo pongo...después del susto que una compi del grupo nos dio resbalando y teniendo que tirarse tres mozalbetes (entre ellos Manuel) a por ella, para frenarla y que no se deslizase hielo abajo. 
Intento subir un trozito pero...IMPOSIBLE...asi es que Manuel y un alumno a ayudarme a bajar y ellos otra vez para arriba...Yo les digo que allí me planto...que prefiero que aparezca el oso, el lobo o los dos juntos y me coman, que subir por ahí...¡¡están locos!!. Allá van a golpe de bota y a hacer escalón...ir...ir...que yo aquí os espero majos.

 Ya llegó el grupo y  reanudamos la marcha...y seguimos comprobando que  en algunos sitios hay unos cuantos centrímetros de nieve.

 Manuel en el Lago
 El precioso Pantano del Porma

 Y nuestras montañas cubiertas de esa nieve tan necesaria, para las reservas de agua.
Nos despedimos de San Isidro con un atardecer de finales de enero digno de admirar...tres estelas vienen en busca del sol, para guardarlo hasta el día siguiente.

13 comentarios:

Sergio dijo...

Qué hermoso lugar y que maravillosas fotografías lograste, se ve que disfrutas de la nieve y del paisaje y como no si se ve esplendido.

Un abrazo con amor

Cienfuegos dijo...

Un clásico la raquetada hasta el Ausente, ... incluso aunque no llegaras, ja, ja. Y es que como bien dices, cada uno debe fijarse sus límites, y ser conscientes de ello.
Un saludo

Javier González dijo...

Veo que dio de si la raquetada...por cierto ibais todos a juego. Un abrazo

ripley dijo...

pues si se te tienen que repartir entre un oso y un lobo se van a quedar con hambre creo yo, pero vamos que hiciste lo correcto de estos casos.

yo es que lo veo y no lo creo, lo leo y alucino y ademas nos sacas unas fotos estupendas. bravísima cara mia.

besos

Abilio Estefanía dijo...

Hola Sara, a ver si este fin de semana que han dicho que va a nevar cae una buena, que falta hace.
Las fotos con el resplandor del sol son muy vistosas.

Besos y abrazos y a disfrutar del fin de semana.

Ramon dijo...

Frio alegre y divertido el que nos muestras. Enhorabuena!. Fuera de estos paisajes, el frio que se siente es triste y crudo y no hay abrigo que lo evite.

Duarte dijo...

Cuánta belleza!!!
Pero, que frío!
Qué aventureros!!!
Las fotos son de una gran calidad y las imágenes muy bellas, pero has hecho bien en no seguir, existe el riesgo y no es necesario pasar por ello. Has sido muy valiente en llegar hasta ahí...
Os abrazo emocionado, qué pasada!

Joan González dijo...

JO, QUE GOZADA DE RAQUETADA...

SALUT
JOAN

María dijo...

Vaya bonita que se ve la nieve de la mano de tus imágenes, no he sentido frío al verlas, sino que me dan ganas de traspasar la pantalla para querer tocar esa nieve.

Tiene que ser una experiencia inolvidable poder ver esas estampas tan blancas y radiantes desde tu mirada cercana y pisar en la nieve.

Un beso.

PD.- ¿Me das permiso para coger una de las imágenes de tu blog en una entrada de mi viernes fotográfico con el enlace de tu blog?

Ginebra dijo...

Pues sí que se te ve feliz con tus raquetas de nieve. Me ha parecido una ruta preciosa, que gana mucho, pero que mucho, mucho, con esa gran nevada. Por lo visto vienen más nieves para carnaval:) así es que aprovecha!
Besos

La Gata Coqueta dijo...



Estamos de nuevo en el mes del amor y la amistad…

Las flores ensalzarán la brillantez de los textos y la poesía recorrerá las cumbres de la vida en busca de la esencia de ese amor desconocido, hasta encontrarlo…

Y yo un gorrión con patitas de algodón quisiera ser…
Para refugiarme, en las alforjas del tiempo y presenciar la complicidad de la luna en el teclado del silencio, que ingenuo se sonrojará, de aquellos sueños poéticos que viajaran por las cornisas del pensamiento en busca de la utopía del amanecer…

Un abrazo de emociones
Y un beso de ilusiones.

Atte.
María Del Carmen




Angel Corrochano dijo...

No me digas que no mola andar con raquetas, es una gozada. Aquí en Madrid (en Guadarrama) las usamos poco, los días de nieve son escasos y la temporada corta. Suerte del frío Norte, en la meseta sur ya no sabe a que atenerte climatológicamente hablando.
Un abrazo

Gizela dijo...

Grrrrrrrrrr
Primero, suelto la envidia!! jajaja
Qué belleza de fotos y de paseo!!!
Te ves preciosa y felizzzzz

Besotessssss