19 de abril de 2008

Ainhoa, princesa del cielo


PARA LOS AMIGOS QUE ME LEEIS A MENUDO Y LOS QUE ME VISITAIS:
HOY MI RINCONCITO, ESTÁ DEDICADO ESPECIALMENTE A LOLY, CARLOS Y LA PEQUEÑA AINHOA QUE ESTÁ CON SUS PAPÁS DESDE EL CIELO.

El cuento de hoy no es un cuento. Es una historia de amor, la más bonita y triste, más todavía por ser real. Sólo os pido que leáis lo que sigue y que visiteis el blog de Ainhoa ENLAZADO DESDE EL MIO.
Erase una vez........, una niña llamada Ainhoa que vivirá eternamente en nuestros corazones.
Cuentan que cuentan los cuentos, que en una ciudad llamada Jaén el 15 de Enero del 2001 nació una niña, adorada y querida por sus padres, tan felices eran de tenerla junto a ellos que se olvidaron de que la felicidad es solo transitoria, no sabian que en realidad esa niña que habia llegado a sus vidas, regalandoles sonrisas, esperanza e ilusión, en realidad era un Angel. Este Angel se llamaba Ainhoa.
La pequeña Ainhoa luchó valientemente por quedarse junto a sus papás, intentando engañar al destino,pero los Angeles no tienen esa misión... El destino cruel hizo que este hermoso y bello Angel, marchase al azul celeste, dejando en la tierra unos papás tristes, impregnados de todo el Amor que su pequeña les dejo.
Poco a poco el tiempo fue pasando, y sus papas comprendieron que en realidad Ainhoa solo estaba de paso, llego a sus vidas para enseñarles el valor de la lucha, la dulzura y el amor a la vida... Ainhoa nunca marchó...realmente esta en cada lugar de la casa, en cada amanecer, en cada rayo de sol, en la sonrisa de cada niño, esta para siempre en sus corazones.
La lección de Ainhoa, la aprendieron muy bien sus papás, es y será una gran maestra; sus papás luchan cada dia, intentando aprendiendo a vivir el presente que es donde la vida realmente ocurre, sin grandes retos pero sabiendo que en cada minuto de sus vidas siempre estan acompañados de su Angel, protector, de su vida, de Ainhoa.
Ainhoa, voló alto por ser un Angel y si miras al cielo veras siempre una estrella, la mas brillante, y sus ojos grandes de gran viveza son dos luceros,
Ainhoa eres la estrellita más radiante del cielo y nuestra guía, eres y serás Princesa del Cielo donde seras por siempre feliz............
P.D.: Para nuestra Princesa del Cielo, dueña de nuestros corazones. Un beso hasta el cielo.
Carlos y Loly, los papás de Ainhoa.

6 comentarios:

Princesa Ainhoa dijo...

Gracias Sara por conocer a Ainhoa, por querer saber mas de nosotros y por todo el amor y cariño que nos das.
Nosotros te ofrecemos nuestra amistad incondicional y esperamos que la vida nos devuelva un poco de vida.
Ainhoa siempre vivira en nosotros, no pretendemos dar pena en ningun momento solo queremos gritar a todos que el amor hacia Ainhoa es eterno y cada dia es mayor, de eso la muerte no puede hacer nada, ademas las personas mueren pero no el amor.
Si en algo podemos ayudarte no dudes en decirnoslo, y por supuesto cuenta con todo nuestro apoyo, cariño y amistad.
Voy a publicar la poesia que me habeis puesto en el libro de visitas en las cartas de Ainhoa, ya te dire cuando esta.
por cierto disculpa los errores que veas en el blog, aun estamos modificandolo.
Un beso hasta el cielo.
Loly, la mamá de Ainhoa.

M.TeReSa dijo...

Hola Sara, no tengo palabras para decirte lo que siento despues de haber leido tu escrito. Casualmente este mediodia antes de ver tu escrito he caido en su blog a traves del tuyo y lo he visto.
Que injusto es !!!! no puedo decir otra cosa. Una perdida asi es dificil de superar.
Dile a Loly que le deseo toda la tolerancia, paciencia, fortaleza y paz interior de este mundo, de todo corazon y que no esta sola que tiene un gran numero de personas conocidas y anonimas que la apoyan y que de alguna manera la queremos.
Un fuerte abrazo.....

José María Díaz dijo...

La vida es incomprensible algunas veces...

Hoy quiero contarte dijo...

Me parece genial que hayas linkado a la pequeña Ainhoa.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá Sara, um abraço solidário para a familia !
Beijos

Patricia dijo...

Este post erizó mi piel, ya sabes, para quienes somos padres no hay nada más escalofriante que imaginar la ausencia de un hijo... Yo moriría.
Me daré el tiempo para visitar con calma el blog de Ainhoa.

Un fortísimo abrazo.