12 de junio de 2019

PEÑA EL CASTRO Y PEÑAS BLANCAS DESDE VILLAR DEL PUERTO, LEÓN

 El 19 de mayo nos vamos a Villar del Puerto,Manuel y yo con mi paisano para alcanzar dos cimas preciosas...Peña El Castro y Peñas Blancas...nuestras montañas están preciosas.
 Antes de empezar a subir Peña El Castro pasamos por senderos precisos,que en su día puse en este blog...pero hoy las cimas nos han encantado, las subidas y las bajadas, qué vistas tienen además...una jornada totalmente disfrutona.



 Por un lado vistas hacia Luna, Babia y Villablino...cimas divinas
 Aquí está Peña El Castro, es tan bonita...le teníanos ganas y la hemos conseguido, ¡¡por fin!!, este Domingo pasado 9 de junio la vimos desde el otro valle, se ve también preciosa.
 Bajando de Peña El Castro vemos toda la cordal que vamos a caminar para alcanzar también peñas Blancas, otra cima que nos encantó.
 En esta imagen se ve perfectamente todo nuestro recorrido tras bajar de Peña El Castro, jooo qué cerquita de casa y que lugar más hermoso...nos gustó mucho, muchísimo esta rutaza.
Los tres en la cima de Peña el Castro 1.671 metros de puras vistas bonitas.

 Otras maravillosas vistas, ahora unas hacia el otro lado, Las Tres Marías y otra hacia Picos de Europa, las montañas están nevadas y con ese morado y amarillo de las laderas,el contraste es embriagador.
 Las primeras flores de esta primavera a la que le está costando mucho llegar, tanto es así, que cuando estoy subiendo este reportaje es 12 de junio y ha nevado nuevamente en las montañas y estamos teniendo de máxima 16º C y de mínimas -1ºC...
¡¡horrible!! yo estoy amargadita.


La collada del Pleito o del pino solitario...¡¡una pasada!!


Aquí  en el último tramo de subida a Peña el Castro, Manuel entre su Fontún y el Machamedio.

 Y ahora vistas hacia Valporquero, este Domingo recorrimos parte de este recorrido desde esta parte del valle, desde Valporquero y son magia pura también estos senderos.

 Los tres en La Cima de Peñas Blancas 1.625 metros, otra cima que nos gustó muchísimo.

 Bajando de Peñas Blancas
 Valporquero desde Peñas Blancas.
Las cascadas llenas de vida y totalmente custodiadas por estas flores amarillas típicas de nuestra montaña que tanto nos gustan y tan bien huelen. Pura naturaleza.
¡¡Qué jornada tan disfrutona hemos pasado los tres!!


"Arriésgate por todo aquello que te haga feliz"


26 de mayo de 2019

CANTO EL OSU DESDE BRAÑAGALLONES

El fin de semana del 10, 11 y 12 de mayo nos vamos con Carlos y Sole al Parque Natural de Redes, volvimos a alojarnos en el pueblecito divino de Caleaó, en Casa Zulima en la que nos encontramos muy agustito. 
El día 11 alcanzaríamos la cima de Canto el Osu a 1.800 metros, una cima que tenía apuntada en mis pendientes y que deseaba, con todas mis fuerzas, quitarla ya de esa lista...¡¡hace tanto tiempo que la deseaba!! y sí...se ha convertido en una de mis favoritas. 
Es una cima muy exigente, no por dificultad sino por ser muy larga y un continuo rompepiernas, sube, baja, vuelve a subir y por último bajarla de nuevo.

Feliz de haberla alcanzado, muy feliz.
Y por el camino vemos auténticas maravillas...
Valdebezón , desde aquí se puede tirar hacia el Canto el osu o a La Peña el viento

También disfrutamos de senderos de vértigo y senderitos labrados en la ladera...qué gozada de ruta.

Ver rebecos ha sido un total disfrute, hasta en cuatro ocasiones los avistamos

Y el peor de todos los rincones ha sido éste porque nos encontramos un nevero en total verticalidad, este terrenos es muy pedregoso y con nieve más aún...pero despacito y con cuidado sin ningún problema.


Desde el camino vemos la vega de Brañagallones, es tan bonita, volveremos otro finde para dormir en el refugio de Brañagallones y disfrutar a tope de este lugar.

Si echamos la vista atrás y vemos toda la collada con lo que habíamos subido previamente y después la bajada , nos sentimos muy reconfortados por la fortaleza de nuestras piernas...y damos gracias por ello.



Lugares de cuento en todo el camino...
Valdebezón, aquí todavía el río se llama así, más adelante toma el nombre de río Monasterio.




Vemos también este senderín que es la pista de subida a Brañagallones, por él subimos en taxi Land Rover y bajamos andando. 
Verlo desde aquí impone 
Momentos en cima, más momentos en cima, el mensaje que dejamos en el buzón de cumbres y nuestro brindis con el rico bocata que nos comimos...compartir esto con nuestra gente es lo mejor del mundo.
El momento más simpático de la jornada fue sin duda éste, el potrillo empujándome porque quiere jugar y jugar.
Tras muchos kilómetros caminados y mis dedos completamente blancos del resquemor de la caminata, paramos en el refugio de la Vega de Brañagallones a tomarnos una cervecita bien fresca, ¡¡cómo nos supo de rica!!, a descalzarnos, descansar y charlar.



Mirar la Vega , por donde hemos bajado... y las imágenes  de las casitas que tomamos por la mañana cuando me quedé enamorada de este lugar nada más llegar.

El refugio de Brañagallones, muy chulo qué está.
Terminamos la jornada montañera con  19,3 km, 1.010 metros de desnivel y 10 horas caminando y parando, en definitiva disfrutando  de esta magia de paisajes del Parque de Redes, en Asturias...¡¡VOLVEREMOS!! 
nos despide una preciosa puesta de sol sobre Bezanes.
"Estos paisajes son como esa frase en el camino que se desmayaba arrepentida"Landero

23 de mayo de 2019

EL CUETO SAN MATEO DESDE LAS ANTENAS DE POLA

 El día 5 de mayo, día de la madre , antes de comer con mi mami nos dio tiempo por la mañana a pasear por las inmediaciones del Cueto San Mateo , esta vez sin ascenderlo y desde la pista que lleva a las antenas de Pola de Gordón...¡¡qué vistas de nuestros tres emblemáticos!!...Fontañán, La Muezca y El Bustillo...preciosidad absoluta, prontito haremos esta integral.
 Por un lado vemos Los Barrios al abrigo del Bustillo, qué valle más bonito, y detrás mio Fontañán y La Muezca.
 Está la pradera exultante de primavera...todo precioso...
¡¡esto es salud!!
 Y la pista pindia que nos sube hasta el Cueto nos brinda escenas que queremos captar para siempre.
 Una vista bastante completa de Pola de Gordón.


 Detrás de Manuel las antenas y la senda que nos lleva al Cueto San Mateo, enfrente Fontañán y la pradera llena de flores

 Escenas

 La senda zigzageante y como en una parte del camino se esconde casi entre el bosque, echar la vista atrás y observar por donde hemos caminado siempre presta.

 Bonito paseo antes de comer en familia y después de comer al Faedo para disfrutar del concierto de Violonchelo que organizaba la Junta Vecinal y que ya os mostré en la entrada anterior a esta. 
Un 5 de mayo bien aprovechado y disfrutado.
"En la naturaleza no se rinde culto al miedo"