29 de septiembre de 2022

HOCES DE VEGACERVERA, EL RABIZO Y LA CANDAMIA...JOYAS DE MI REINO; LEÓN

El fin de semana del 17 y 18 de septiembre aprovechamos a base de bien, hace un tiempo extraordinario, calor , pero ya nada de aquel calor agobiante que nos acompañó este verano...la primera idea fue ir a comer al Rabizo, nuestro pulmón, pero había plaga de moscas y no había quien parase allí, nos columpiamos un rato, Oto e Illán jugaron a las palas un poquito y seguidamenre decidimos irnos a otra zona de ocio preciosa que tenemos en León...nos vamos a La Candamia.


Aquí comimos nuestra comida campestre que siempre nos sabe a gloria y robé momentazos, muchos momentazos ya prendidos con alfileres emocionales en mi alma.

Escenas tiernas y escenas llenas de aventura, de muchas aventuras...nos lo pasamos en grande...en estos entornos todo es más bonito aún si cabe...a esperas de noticias, ya estamos relajados...

Disfrutamos del río


Tiramos muchas piedras (cómo nos gusta de pequeños tirar piedras al agua...bueno y de mayores :):):)Las ondas de nuestras piedras totalmente sincronizadas las cuatro.

Mami e Illán en este rincón precioso de la abuela Sauce, así lo bautizamos nosotros, qué Sauce más hermoso, aquí capté escenas tan boniiiitas.

Mi nietecito querido y yo disfrutamos del agua del río, estaba buenísima, él se quiso meter y yo detrás de él...estábamos tan tranquilos cuando.......

¡¡Mirad nuestras caras, lo dicen todo!!...
...aquí Judith sí que supo captar el momento...resulta que Manuel y Judith después, tuvieron que ir corriendo a socorrer a un pedazo hombre (Illán decía que era un vikingo jajajaja) porque se cayó en todas las zarzas desde el camino de arriba, era alto y fuerte como un gigante, y parecía tal cuál vikingo...lo cierto es que iba muy, muy perjudicado (¡¡madre mía cómo se pone la gente!!) a base de palos grandes que se agarrase y poder tirar de él y sacarle, Manuel lo consiguió, con cuidado porque es tan grande y está tan mal que capaz es de arrastrar a Manuel a las zarzas también...pinchar se tuvo que pinchar de lo lindo, y no se mató porque no había piedras grandes entre las zarzas sino...con el zurriagazo que se metió...eso sí el hombre le dio mil gracias a Manuel...sino hubiésemos estado allí le hubiese costado mucho salir de tal marabunta de zarzas.

Nosotros ese día también cogimos moras, muchísimas moras, estaban riquísimas.

El otoño empezaba a mostrar, tímidamente aún, sus colores y sus frutos.


Mi niño ya adora a los árboles...cómo no podía ser de otro modo...y se abraza y se sube a los que él tiene accesibilidad y le gustan más. 
¡¡A cuántos nos vamos a abrazar juntines mi amor chiquitín!!.
El domingo Manuel y yo nos vamos a nuestras rutas de montaña, esas que nos dan también media vida...en esta ocasión a uno de los parajes más sobrecogedores e impresionante de bonito de mi Reino, LEÓN. A las Hoces de Vegacervera.
Nos encanta verlas desde arriba...qué garganta de piedras, ver desde aquí esa carretera que discurre entre esas rocas gigantescas es un placer total. Y nos fijamos en el suelo, mariposa en el falso azafrán.

Nosotros y al fondo esas Hoces de Vegacervera sobrecogedoras.

Rocas con formas...

Las Hoces vistas de dos planos diferentes, en la foto de arriba no se besan las piedras, en la de abajo se besan...qué escenas me regalan siempre las rocas...nos dicen tanto...y callan tanto.

Manuel hasta bien alto, yo me quedé un cachito más abajo, él ya empezaba a rebequear y yo quería disfrutar las vistas y el paseo...para el próximo día ya recorreré todo el camino con él , ya lo inspeccionó y dice que lo haré sin dificultad ninguna, así que volveremos a esta ruta preciosa.

¡¡Panorámicas del lugar...qué lugar!!


Las hoces de bien cerquita, cómo impresionan y a lo lejos podemos ver hasta su precioso puente.
¡¡Los caminos de nuestras montañas están de bonitos...!! el morado de la flor del falso azafrán los cubren por completo, y da hasta penita pisar estas maravillas...gracias montaña un día más por todo lo que nos regalas...lo tomamos muy agradecidos.

"Eres todo lo que nadie te contó que eres"
 

25 de septiembre de 2022

CUÉ, LLANES...EL FINAL DEL VERANO 2022.

El fin de semana del 9,10 y 11 de septiembre nos vamos a Llanes...a nuestro Cué del alma, aquí nos alojamos en un lugar de ensueño, en el Hotel Spa Antilles...estuvimos muy agustito, hizo un fin de semana marvilloso y ...todo...absolutamente todo, vibró con nuestras energías y conectó con nosotros. 
Hasta había una luna llena mágica.
Vi el amanecer (hasta el momento) más especial para mi, jamás lo olvidaré, jamás, porque ya vive dentro de mi corazón...cuántas cosas ocurrieron en mi alma este amanecer, ¡¡cuánto decidí!!
En mis acantilados favoritos...me alejo de tanto y me aproximo 
¡¡a tanto!!...

Aquel pescador también madrugó.

Llanes, la tierra que amamos profundamente , de igual modo, del mismito modo , que amamos a la tierra leonesa que nos vio nacer.

Oto juega con Illán y disfrutan con las huellas de los dinosaurios más grandes del mundo.

Estos mensajes colgaban de las paredes de nuestra habitación...qué bonita es la energía positiva, la energía que nos hace crecer.

Llanes nocturno con una luna llena mágnífica y preciosa, que nos regaló toda su energía positiva.

Momentos en la playa...momentos en el spa, qué al cachorrín de mami le encantó la experiencia... ¡¡cómo les adoramos!!

 "Debemos desmontar cualquier proyecto, relación, casa o chiringuito sino es coherente con  nuestros valores o ya toca moverse"

20 de septiembre de 2022

RUTA EL LLAR DEL TRASGU, PARADILLA DE GORDÓN, HAYEDO DE NAVARIEGAS...DONDE REINA EL OSO.

El día 4 de septiembre hace un día fabuloso para caminar, o por lo menos, para caminar entre bosques, porque lo cierto es que aún hace muchísima temperatura...nos metemos en el Bosque de Navariegas...volvimos y ahora hay un columpio precioso, ¡¡lo que me costó salir de este bosque totalmente salvaje, quisiera quedarme aquí!!
La otra vez cuando Jose Manuel nos descubrió esta joya de nuestra Reserva de la Biosfera Alto Bernesga, vinimos con un gran grupo de gente y el bosque comenzaba a llenarse de hojas pero los árboles estaban desnudos...en esta ocasión...qué maravilla de verdes, y eso que ya comienza a asomarse el otoño en este reino de osos.
Disfrutamos como niños en el columpio.

En el bosque calma, paz, relax, felicidad...PRECIOSURA TOTAL.


Manuel engullido por el bosque y en un claro del mismo aprovecho y observo su caminar hacia el reino del oso pardo cantábrico.


Nos hacemos un buen book en diversos trocitos de la ruta...en el bosque hay magia y fuera de él unas vistas de escándalo de una parte de nuestros valles hermosos.



Este árbol y muchos más tienen vida propia, y nos lanzan su mensaje...estar dispuestos a escucharlo es un acto que nos proporciona mucho y muy bueno.
Este bosque es tan frondoso y salvaje, que hasta el azul del cielo tiene dificultad para que el verde le deje pasar un ratito al azul...pero en algún claro que lo consigue el efecto es glorioso.
Donde reina el oso, el corzo, el lobo, el jabalí, los tejones, el abejarruco, los erizos y mucha fauna más...donde reina la paz total, un estado de bienestar que tomo para mi con total agradecimiento.

Momentos de bosque y salida del mismo para iniciar la bajada.


El otoño comienza a asomarse, meditar aquí es alcanzar un estado tal que ojalá pudiera durar toda la vida.

Estas son algunas de las señales que nos encontraremos, desde Paradilla o desde el puente de antes de la carretera que nos lleva a Paradilla...en algunos tramos se puede llegar a dudar pero el camino está bien marcado y dejaros llevar por él, llegareis a Navariegas...hayedo salvaje, mágico y precioso donde los haya...cuántas joyas atesora GORDÓN...mi tierra.


Después de caminar subimos al alto de Aralla, ese lugar que tanto nos gusta, a 1.536 metros de felicidad, donde tocamos el cielo y nos regala tantas sensaciones...comimos en hostal rural Collada de Aralla, para mi el mejor restaurante del mundo...tengo atesoradas tantas vivencias y recuerdos que ya es parte de mi, de nosotros.





Y cómo estaban los cielos, y cielos, cómo está esta comida que nos hacen y nos dan con tanto cariño y esmero.
GRACIAS siempre.
 "No hay nada que temer el peligro nunca procede del bosque  como bien saben los animales" El hombre corzo.