13 de mayo de 2018

VALLE DE CALDUEÑU

 En nuestra estancia en mi tierra Llanisca durante este puente de Mayo, el tiempo nos regaló momentos de sol, de lluvia...tuvimos de todo...y en esos días que no hacía para recorrer las playas pues nos sumergimos en los pueblecitos de interior de Llanes...cómo nos gusta descubrir esos valles llaniscos tan llenos de magia y verde, mucho verde, ese verde naturaleza que me tiene atrapada.
En esta ocasión nos vamos al Valle de Caldueñu y recorremos todos sus pueblecitos, les robamos escenas para guardar por siempre en nuestra memoria.

 Recorrimos Debodes, Buda, Caldueñín, Meré, ¡¡nos encantó!!, con esa humedad y colores primaverales que lo envuelve ya todo en Llanes...este día Caldueño tenía una magia especial.
 Sólo tuvimos que observar y disfrutar cada detalle de todo lo que se nos regalaba.









 Detalles en Debodes...en una casa que hacían cerámica y pudimos contemplar estas preciosuras.

" Yo también me he hecho amiga del cambio"

2 comentarios:

Ginebra dijo...

Veo que Llanes ha dado mucho juego. Precioso ese paisaje de frutales en flor. Qué contraste tan bonito con el verde del pasto. Besos

Teresa dijo...

Esta todo precioso. Besitos.