29 de marzo de 2017

PUERTO DE LLORADA

 Es 19 de marzo y volvimos a Lois, a La Catedral de La Montaña en mi tierra Leonesa...
...hoy hace un día primaveral, y justo hace un año ,el 20 de marzo de 2016 vinimos a hacer esta ruta con Marga y Susi, que cuento en este mismo blog...traíamos raquetas de la nevadísima que había, y este 19 de marzo hace un calor de casi verano...pero es que después del 19 vino una semana de nieves...y así está este tiempo...pero bueno, vamos a disfrutar de este paraje al que volveremos porque nos enganchó...ya de por si que estamos enamorados de esta parte de nuestro León del alma...en este paraje hay duende.
 Qué bonita luce esa Catedral de la Montaña de León...con ese tronco partido doy otra visión de la misma.
 El cielo azul intenso, los prados verdes clorofila, el ganado plácidamente pastando y observando...y esas montañas de León...uafff aquí una se siente de maravilla.

 La primera parte de la ruta pensábamos hacerla deprisa puesto que ya la habíamos hecho con raquetas...pues error...está todo diferente, con este paisaje primaveral se ve todo distinto...asi es que un poquito más deprisa que la segunda parte si que la hicimos pero también nos entretuvimos en fotografiar todo lo que nos llamaba la atención...y fueron muchas cosas.

 Para la próxima ocasión que volvamos por aquí, nos iremos por este sendero hasta esa montaña...a investigar donde salimos o a donde llegamos.



 Y ya de pleno en el Puerto de Llorada, comenzamos la parte que no habíamos podido terminar por falta de tiempo y por ser  la climatologia adversa. Subiditas empinadísimas pero vistas inmejorables y bosques de cuento.

 Justo en esta collada vimos mogollón de escrementos de lobo y sentimos gruñir y aullar como cachorros...pero la sorpresa es que algunos dicen que hasta mayo no paren las lobas...entonces ¿qué animales eran?

 Aquí está la caseta de avistamiento cinegético y no me extraña nada porque mirar a derecha y a izquierda en este paraje es sentir sensaciones, es territorio de osos, de lobo, de corzo, jabalí...¡¡qué gozada!!...
... tanto es así que como nos encanta meternos por monte a través (sobre todo aquí a mi Manuel) vimos también las cámaras que los guardas forestales tienen para seguir a estos preciosos animales.
¡¡Qué territorio, esto es LEÓN!!



 Manuel entre las escobas...no puede ir por el camino, o está en las peñas o está entre las escobas...claro que así vimos lo que vimos...salirse del camino a veces es muy positivo.
 Y las vimos, vimos sus huellas, algo ya resecas pero aún así se notaban mejor...¡sus huellas!

 Meternos en estos bosques es sentirlos, sólo se escuchaba el aleteo de las cientos de mariposas y el cántico de los pajarillos, se escuchaba a la naturaleza en estado puro.

 Nidos para la recuperación de alguna especie de pajarillo...estaban todos los árboles llenos de ellos.

 Bosques y rocas por donde habitan los osos y el lobo...sin duda es un territorio salvaje y muy apto para ellos...es su hábitat.
 Ya casi al final de la ruta la aventura del día...el río baja con una corriente de la leche, intento descalzarme para pasar y está complicado, me voy a resbalar y meter un galletazo del tres con el agua y las piedras...además ¡¡el agua está congelada noooo, lo siguiente!! y el puente a punto de resquebrajarse...
Manuel pasa una y mil veces...venga Sara por favor...y Sara que lo intenta y vuelve para atrás...y es que no hay otro modo, o río a través o puente a través...
¡¡BINGO!! 
Aparece una pareja que ella pasa como Manuel toda pichi y el chico como yo, todo temeroso...pues a él le ayuda su chica y a mi después me ayudan Manuel y el chico jajajaja...uno desde cada extremo...puede que sino todavía estuviese allí o Manuel me hubiese tirado al río directamente :))))))))

 Estaba todo llenito de mariposas y Manuel a esta la pilla bien cerquita.


 Y todavía nos quedan energías para  disfrutar de la preciosa cascada de Lois, ¡¡qué bonitura por Dios!!, baja requetecantarina y llenita de agua.

 Y al final de la ruta vuelve a aparecer esa maravillosa Catedral de la Montaña...con ella comenzamos la ruta y con ella la finalizamos...una ruta de 10, un día maravilloso y después comidina rica en el Restaurante La Catedral de La Montaña, en el mismo Lois.

"Si te centras en lo que dejas atrás, no podrás ver lo que tienes delante".RATATOUILLE

3 comentarios:

CARLOS dijo...

Pues intercambiamos rutas, esa zona no la conozco y viendo las huellas habrá que echarle un vistazo, también hay montañas que me gustan y mucho. Las lobas paren a los sesenta, setenta días, así que tal vez alguna ya puede haber empezado a parir...teniendo en cuenta que su celo es a principios de enero a marzo. Precioso este reportaje como todos los tuyos. Hoy me voy a mi paraíso particular, serán unos cuantos días de soledad por los bosques, aunque como tu bien sabes nunca estás solo porque te acompañan los que viven allí... apuntada queda la ruta por Somiedo para un finde, será una ruta con sorpresa (ya te la contaré). Un abrazo enorme para los dos.

María Perlada dijo...

Son hermosísimas las imágenes, si tuviera que elegir una, no podría, porque todas respiran color y vida, mi querida Sara, me parecen una gozada, y lo bien que lo pasas tú tocando la brisa de la naturaleza con tus propias pupilas.

Un deleite ha sido disfrutar de esta maravillosa exposición de imágenes tan naturales y tan bellas.


Besos enormes.

Teresa dijo...

¡ Que preciosidad. Besos.