31 de julio de 2016

LA SENDA DEL CELORIO... TÚ SABES



 El día 10 de julio con un calor sofocante , Manuel, Marga, 

Susi y yo, nos adentramos en una senda de mi tierra, en La 
Senda del Celorio ( casualidades de la vida, como una localidad de mi Paraíso particular) , pero no sólo por esto tendrá esta senda un marcado especial para mi... tiene esta senda dos historias... la primera es la técnica , la segunda es la del corazón: 
Comenzamos en la carretera que nos lleva a Geras, vemos este cartel a la derecha y allí mismo podemos dejar el coche.



Nuestras montañas y valles están radiantes de flores y mariposas, estamos en plena montaña Central, en Gordón, en la tierra que me vió nacer, crecer, vivir...y además es Reserva de La Biosfera...otro Paraíso de nuestra joya de País.
La ruta va ascendiendo sin una sombra (por eso aviso que mejor hacerla en días de no excesivo calor) 

A través de sus 3 km ida y 3 km vuelta consta de ocho

 carteles en los que se desgrana el magistral relato del

 escritor y editor Leonés José María Menéndez López 

"Celorio el de Geras, Tú sabes", un emotivo canto a los 

valores de la amistad, la tolerancia y el respeto.

Tenéis que hacerla y descubrir y disfrutar el relato y las vistas

 impresionantes de nuestra Reserva de La Biosfera del Alto 

Bernesga.





Las gentes de mi tierra laborando en el campo

Es la primera ruta de la provincia de León que une cultura y 

naturaleza entre los impresionantes parajes de Paradilla y 

Geras de Gordón.

Y llegados a este punto ya vemos la maravillosa mano que 

emerge del fondo de la tierra.

 La escultura es del artista Leonés Amancio González, una 

espectacular mano de mármol negro de 1,5 toneladas de 

peso y que representa una mano que sale de la tierra con el 

objetivo de alcanzar las estrellas que coronan el cielo de 

Paradilla de Gordón.







Foto de grupo con esta impresionante mano que representa tantas cosas.

Y antes de llegar a Paradilla de Gordón queremos subir una loma preciosa para ver las vistas de este rincón del  valle del Bernesga...Detrás de mi ya se ve Paradilla , hace muchísimo calor y Marga ya abre su paraguas a modo de sombrilla, qué asfixie.




Y nos vamos ahora si, hacia Paradilla por este senderito de hierba alta , qué bonito está todo...esta siempreviva me tuvo un cuarto de hora contemplándola, espectacular la flora de nuestras montañas.




¡Fijaros que vistas!...¡fijaros que valles y montañas hermosas protegen nuestro Patrimonio Natural y personal!.


La historia del corazón para muchos de nosotros es que 

hace tiempo dos hermanos de 

Paradilla, enamorados de su pueblo y de su tierra idearon 

esta ruta... pero precisamente 

porque el tiempo es el dueño de nuestro destino, quiso que 

uno de esos dos hermanos, 

Orlando, fuese uno de los SEIS jóvenes que murieron en 

aquel horrible accidente en la 

mina aquel 28 de octubre de 2013 , aquel accidente que nos 

heló la sangre a muchos y 

que 

sigue y seguirá en nuestra memoria por siempre.. .El tiempo 

también quiso aliarse con el 

otro hermano Jose Manuel y hacer que consiguiese que 

aquel sueño que idearon los dos 

se hiciese realidad y se plasmase en esta ruta. Gracias José 

Manuel. Y por supuesto 

también para mi esta ruta tiene mucho de Marta, ella ya 

sabe, tú ya sabes Marta...

Ayer la realizamos y sólo puedo decir que volveremos algún 

día por la noche para 

"observar las estrellas de la bóveda celeste, todas estarán 

allí suspendidas y se moverán al 

unísono alrededor de la tierra que pisamos los hombres", y 

tocaremos las estrellas del cielo de Paradilla.


A mis amigos de aquí, y a los de todas las partes de 

España, 

si venís por León os la aconsejo.




Sombra por favor, creo que sólo pillamos dos sombrinas en el camino y allá que nos parapetamos un rato a coger energía.

Las mariposas a miles buscan también sombra, y los lugares húmedos... y alguna hasta se posa en la pierna de Manuel.






Otra sombra para recuperar.


Divino el camino , qué vistas de nuestra zona...qué privilegiados somos.

Y ya llegamos al último tramo de la ruta, en lo alto de Paradilla donde la ermita, termina la ruta y está el último cartel, en la escena se ve todo el valle de La Boyeriza otro bosque lleno de encanto que hemos recorrido un montón de veces y las que nos quedarán.
Lo tenemos todo a 8 km de casa.
Hemos gozado esta senda, por su entorno, su belleza, esa mano impresionante,su historia y su estar llena de sentimientos.
Y como estamos rodeados de un Patrimonio Natural en abundancia...del valle de Gordón pasamos en nada y menos, por una preciosa carretera de montaña, al valle de Arbas. Vamos a comer a La Cantina de Cantón donde Antonio nos deleitó con una rica comida, pero rica rica, y su charla que siempre es una delicia.

Este Agapornis jugó conmigo todo lo que quiso y me picó pendientes, cadena y rizos jjjjjjjj
"Qué el cielo jamás pierda sus estrellas, qué nosotros jamás perdamos el privilegio de gozar de los nuestros y de lo nuestro...de esa mágica naturaleza"

2 comentarios:

Teresa dijo...

Muy lindo Sara, tal vez vaya algún día. Besos.

María Perlada dijo...

Unas vistas hermosísimas, unas imágenes preciosas, de ensueño, la verdad es que cuando vengo a tu blog me quedo como boba mirando las imágenes, disfrutando de los paisajes desde la mirada de mis ojos que se quedan quietos sin pestañear, es una gozada estar aquí.

Un beso enorme, preciosa.