9 de marzo de 2015

EL VALLE DE IRUELAS A VISTA DE PÁJARO. SENDA LA LANCHA DE LAS VÍBORAS

 Y vamos por la terecera ruta en este maravilloso rincón de España que es El Valle de Iruelas.
Esta vez elegimos una ruta sencillita pero digna de caminarla, es preciosa...se trata de La Lancha de las Víboras...quizás el nombre de la ruta venga porque en este paraje, a estas serpientes les encanta disfrutar del sol.
 Vamos alcanzando altura y las vistas del Pantano del Burguillo son excelentes.

 Piedras y más piedras, con miles de formas, y por algún sitio incluso se forman escaleras que hacen que subamos cómodamente...como para no gustarles a las víboras estas piedras tan soleadas.

 
 Aquí ya hemos alacanzado cierta altura, estamos en el mirador del Buitre, y es que este es un lugar privilegiado para observar al bello Buitre Negro con su vuelo elegante y magistral.

 Aquí los tenemos, hay muchísimos y planean por encima nuestro.



 Nadie diría que estamos en Ávila...los bosques me recuerdan mucho a los de nuestra tierra , a los bosques del norte, a mis bosques de León y Asturias...está todo lleno de musgo y la humedad del bosque es la fragancia que nos acompaña.
 Y el sol nos deja escenas maravillosas, con Manuel (como no) encima de sus piedras adoradas.
 Y otra pequeñita subida para después bajar ya de continuo...¡qué preciosa ruta!...abandonamos el lugar y nos dirigimos a nuestro siguiente destino, que esta fue cortita y nos supo a poco...nos vamos al Cerro La Escusa y al Pozo de La Nieve. 
Os lo contaré en la siguiente entrada.
 "Tengo una tapa
Cuando me la pongo, el mundo desaparece y estoy en contacto sólo conmigo. Es muy útil para alejarme un poco de lo de fuera, y también para descansar". Bucay

8 comentarios:

Edward Gryffindor dijo...

Tomo nota, pantano, casas rurales, castaños, etc.…etc.…. Hermoso foto-reportaje nos presentas. Me lo apunto. Bsos.

Moni Revuelta dijo...

Que guapa ruta Sara!! Ávila tiene muchos y grandes tesoros:)
Un saludo!!

Duarte dijo...

Qué maravilla!!!
Como todo lo que por aquí veo, excursiones de montaña plenas de belleza.
No has fotografiado al Buitre negro? Me gustaría poder verlo más de cerca.
Un gran abrazo para ambos

Teresa dijo...

Muy buena Sara, me encantan estas rutas que haces. Besos.

Ginebra dijo...

Bonita ruta, me es muy familiar, porque la vegetación del Jerte es muy similar, no en vano somos vecinos.

Me gustó mucho la reflexión de hoy, y sí, hay que usar "tapas de protección" como esas.
Besos

Angel Corrochano dijo...

Hace demasiado que no pasaba por tu casa Sara. Y mira que lo siento. Ahora dispongo de menos tiempo para visitar los blogs amigos. Pero se que aquí sigo teniendo ese pequeño refugio que me permite respirar a pleno pulmón a través de tus fotografías y las descripciones de las rutas y paisajes que te encuentras. Muy buenas las que hoy subes.
Me quedo con la cita final, el mejor remedio con lo que pasa a diario a nuestro alrededor.
Un abrazo Sara

Cienfuegos Caleyeru dijo...

Guapa ruta. Muy chula. Menudas escaleras se gastan ahí. Dices que te recuerdan a los bosques del norte, pues yo según iba viendo las fotos, me recordó a cuando estuvimos por Hervas, en Cáceres, aunque allí los bosques son sobre todo de castaños, pero no se, el tipo de roca, los embalses, ...
Un abrazo

Oteaba Auer dijo...

Pero, ¡Sara! ¡mi niña! ¡Qué te pilla un buitre! ¿Cuidadín! ;) Y bromas aparte, ¡qué lujazo de espacio te gastas!
Siempre me gustó, pero hoy me parece ¡EXCELENTE! debe ser el tiempo sin pasar. Llevo rato abducida por tus imágenes y lo que comentas sobre cada una.
Bueno, cómo sabes, soy la personificación del Guadiana. Siempre acabo por aparecer. Hace meses abrí otro blog. El gusanillo estaba latente, pero apenas puedo dedicarle tiempo.

Un BesOte grande y feliz semana, amiga andarina.

Pd.- Estas muy guapa!!!!