7 de mayo de 2012

¿HISTORIA Y CULTURA EN LA BASURA?

 Trujillo es un lugar de ensueño, cultura e historia están unidas y forjadas en sus calles, monumentos...tenía muchas ganas de conocerlo y disfrutarlo, creo que no elegí el día más indicado pero...no consentiré que tal conmemoración empañe mis recuerdos de aquella tierra hermosa.Me llevo su belleza, sus leyendas, su historia, sus cigüeñas....





 Llegamos a Trujillo en el día del Chiviri ,el Domingo de Pascua, los trujillanos  se congregan en la Plaza Mayor, es una fiesta muy vistosa, la gente se atavía con los trajes típicos, sobre todo las mujeres, cantar, bailar y relacionarse. Antiguamente se llevaba el ganado para negociar y después se celebraban las ventas. Está declarada Fiesta de Interés Regional.
 De verdad el sentido de esta fiesta, antes sería otro...ahora....lo que yo vi me dejó con una indiganción tal, que no entendía nada, llegamos y mucha gente estaban superborrachos/as,(vimos tres intervenciones de la Policia Local y una de los servicios sanitarios) la plaza mayor era un estercolero de alcohol,vomitonas,y basura, intento reflejar en las imágenes lo que allí me encontré, pero de verdad que las fotos se quedan cortas, vi incluso a cinco mozalbetes meando contra la fachahada de la iglesia de Santa Maria, no saqué la foto por no hacerle pasar un mal rato a Manuel, que pensó que salíamos de allí zarandeados por mis comentarios y mi captura de imágenes.
Estamos en un momento duro, durisimo y yo pensaba....cuanto le costará al Ayuntamiento de Trujillo que el lunes esté decente todo, para comezar a trabajar, todas las fachadas estaban salpicadas de orines, vómitos y alcohol, mucho alcohol, tiendas, comercios, bancos, edificios populares, culturales.... el camión de la basura en medio de la plaza trabajando y no daba a basto en quitar mierda y más mierda. ...la policia local, la ambulancia....
La visión,me recordó a aquellos pueblos bárbaros (vikingos, hunos...) que celebraban sus victorias emborrachándose hasta embarrancar...nos subimos hasta la parte alta de la ciudad,  donde salvo algún conato de borrachera, estaba más tranquilo que la plaza, allí nos encontramos con un matrimonio alemán con los que mantuvimos una conversación, ya que a ellos les pasó lo mismo que a nosotros, nos decían que en Alemanía a sus jóvenes no se les estaba permitido hacer eso, que cuando venían a España si que lo hacían sobre todo en Mallorca, pero que ellos no esperaban encontrase un ambiente así en una ciudad tan histórica. Que estaban sorprendidos....yo INDIGNADA.
No se que nos está pasando... y desde luego TRUJILLO me enamoró, pero no volveré en el Chiviri, cada vez tenemos más fiestas así, y seguro que cada uno de los que leais esta entrada, sabreis de al menos un par de lugares así, los niños aprenden por imitación y muchos estarán deseando crecer para agarrar la más gorda en el chiviri o en el famoso Genarín de mi tierra (que tengo que aguantar con los dientes apretados, como lo sacan en todas las cadenas nacionales como si fuese el no va más) o....tantas y tantas....declaradas de interés regional.... creo que de lo que estamos borrachos es del ESTADO DE BIENESTAR, sin ni siquiera alcanzar a comprender lo que es, y lo que nos cuestan ( no sólo monetariamente) estos acontecimientos folkloricos populares, ja y ja y más ja, folklóricos y populares ahora le llamamos a cualquier cosa.
No tengo nada contra TRUJILLO, que me enamoró.... si contra las autoridades que sin cabeza, honestidad y conciencia social permiten esto... sea en Extremadura, León, Asturias o tantas y tantas ciudades, pueblos de nuestro pais, y para muestra dejo un enlace que también me indignó, de mi ciudad LEÓN y que exijo pongan remedio ya. Que pena que 8.000 jóvenes sólo se  amontones para estos menesteres.





Esta entrada se la dedico con todo cariño a mis amigos de Proyecto Hombre ( yo abandoné los Servicios Sociales hace muchos años, y ya se avecinaba esto, ya lo veíamos venir) mis compañeros que aún siguen en ellos... lo ven cada día....cada día más jovencitos, con más adiciones y vicios y el alcohol con más fuerza cada vez...remais a contracorriente ....pero vosotros si sabeis lo que haceis...mucha fuerza para imponer sentido común y cordura en estos malos tiempos, para la educación en el civismo y en valores.

16 comentarios:

Luis G. dijo...

Que vergüenza, Sara. Me dan asco esas imagenes. Sin respeto, sin moderación, sin nada..... Trujillo es precioso. Hay que buscarle los días tranquilos, cuando por sus calles navega el silencio.... entonces se descubre un Trujillo hermoso...

Vaya impresión más fatal te llevaste, mi estimada Sara.

Besos,

Luis.

Ángel dijo...

Si te soy sincero, apenas frecuento las fiestas de los pueblos. En casi todas se maltratan animales (festejos de todo tipo con toros por ejemplo) y termina la peña descontrolando por un nivel de consumo excesivo de alcohol.
Me gusta más ir sin tanto gentío.
Es una pena lo que muestras de Trujillo. Conozco bien la ciudad y su historia. A nivel profesional (en el estudio donde trabajo) hemos hecho el Centro de Interpretación de la Torre del Alfiler y recientemente la señalización monumental de la ciudad.
Un abrazo

Sara dijo...

Ya digo que la sensación que me llevé de Trujillo es sensacional, aún por esta fiesta vivida, pero si mi regañina a autoridades que lo permiten (tal descontrol), y a cerdos e incívicos que lo destruyen todo, y nos hacen pasar a los demás ratos desagradables en un lugar maravilloso, viva Trujillo, pero cuidadín con estas manifestaciones pseudo-culturales que de culturales no tienen NADA.
Trujillo yo lo viví así, y así lo cuento, lo que se respiraba en la parte alta de la ciudad... era sin duda otra historia.

Juan Luis Garcia dijo...

Trujillo es un lugar maravilloso pero, como has comprobado, el chíviri no es el mejor día para ir...

Saludos.

Ripley dijo...

Trujillo es una ciudad preciosa que como suele pasar no se merece los responsables que tiene, ni a su juventud descarriada y salvaje. ese es el futuro. borrachos y basura, basura borracha inculta y despreocupada. sin valores.

quedate con lo hermoso, con la plaza, la luz de sus piedras, la catedral, la parte alta, los arcos, los callejones, algunos comercios y la estatua a Trujillo que tiene una historia muy bonita que no se si conoces.

un beso muy grande

Ginebra dijo...

La tradición ahora es emborracharse hasta perder el control y a juzgar por la basura y las fotos, se ve que lo pierden. Es una lástima, la verdad, yo también opino que deberían habilitar otro espacio (un descampado) para estos macrobotellones porque es vomitivo que se haga precisamente en el casco histórico de esta bella ciudad.
Tuviste muy mala suerte.
Yo pensé que era el lunes de pascua el chíviri, fíjate...
Tendrás que volver en un mejor momento, en un "momento decisivo":)
Besos

Ramon dijo...

Esa máxima que algunos tienen como bandera que reza: "para divertirse hay que emborracharse", ha llegado muy lejos. Son cada vez más y cada vez más jóvenes, los que no se contentan con "chisparse" un poco sino que llegan muchas veces al borde del coma etílico. En los escenarios donde se produce el "botellón" de forma masiva los resultados son dantescos. Como los que tu has visto en Trujillo.Algo debería plantearse a nivel familiar, educacional, sanitario y político para reconducir esta situación tan destructiva; tanto de la salud de los protagonistas como del patrimonio de ciudades y pueblos.
Un abrazo.

Ripley dijo...

la estatua a Pizarro queria decir

CARLOS dijo...

Una de las mayores decepciones de mi vida fue cuando acudía a un desembarco vikingo en Galicia y era todo alcohol y gente tirándote vino por encima, chabales peleándose y metiéndose con la gente y lo peor cantidad de accidentes de trafico, ese día me olvidé la cámara en el hotel, algo que jamás me sucede, creo que era porque no merecía la pena fotografiar nada.
Trujillo, estuve un buen día de mucho calor en pleno agosto, me encantó y sufrí mucho entre sus calles a casi 40 grados, pero la visité completa y agradablemente, casi sin gente y me gustó.

Un saludo y buena semana.

raindrop dijo...

Uf, me quedo con la primera parte: una maravilla arquitectónica y cultural en general.

En cuanto la manada, la horda, o como se llame, arrasa con todo en su borreguil frenesí, se acabó el verdadero entretenimiento. Una lástima.

besos

Julio dijo...

Buenos recuerdos extremeños. Hace pocas fechas también anduve por Cáceres y, como siempre, fue un delirio de bien estar. Lo único que no comparto es la opinión sobre el Genarín... será porque, cuando puedo, participo en el mismo y me gusta lo que representa, aunque no termino borracho ni nada por el estilo, pues no me gusta beber, ni me parece bien que se entienda como un homenaje y ensalzamiento a la bebida. Pero, por lo demás, es "guay", como dicen los jóvenes. Con un abrazo cantábrico.
Salud.

AL FILO DE LA NAVAJA... dijo...

Jóvenes hemos sido todos y alguna "chispilla" también hemos cogido alguna vez pero, hoy en día, tal parece que no saben divertirse sinó es atiborrados de alcohol pero ... ¿qué diversión es esa? si apenas disfrutan de la fiesta ni tan siquiera se enteran de lo que sucede a su alrededor, malos tiempos corren para estos jóvenes que parecen remar contra-corriente.
Un fuerte abrazo.

Manuel Hompanera dijo...

La verdad que es una pena ver esas imágenes y todo el trasfondo que tienen.
Yo que tengo niños pequeños,tengo verdadero miedo por estas cosas,nos estamos equivocando y mucho en la educación de los más pequeños y encima no queremos reconocerlo...
Saludos.

Luis Miguel Avendaño dijo...

Puede que poco podamos hacer, pero si cada lector de este blog lo reenviamos a nuestros conocidos o lo remitimos a turismo de Trujillo turismo@trujillo.es y al ayuntamiento ayuntamiento@trujillo.es al menos verán que la visión de una persona que se indigna no solo por la actitud de los jóvenes, sino por el deterioro de los espacios públicos y comunes, puede que tengan el mínimo decoro de tomar alguna decisión. Entiendo que un joven se mee en un monumento, todos hemos sido un poco gamberros en alguna ocasión. Lo que no entiendo es que haya carta libre para eso, para repetirlo... y casi me atrevo a decir que hasta lo consienten alegremente porque eso le da "vida" al pueblo-ciudad. Ya estamos recogiendo la "mierda" que hemos sembrado durante tantos años: las rutas del bacalao, los botellones,la juerga sin fin.
¡Gracias por ser los ojos y la noticia! es bueno saberlo para hacer algo.
Luis Miguel Avendaño

Verdial dijo...

También yo estoy indignada Sara, es una vergüenza que hayamos llegado a estos extremos. Como bien dices no es solo Trujillo, sino cualquier población o localidad de España. Hace mucho que se ha confundido la libertad con el libertinaje. ¿Que va a ser de la generación que nos sucede si no se pone freno a tanto vandalismo?

Un abrazo

Duarte dijo...

Por aquí anduve en tiempos lejanos, antes de la autopista.
Tierra de conquistadores, y cuyas paredes altas y sombrías de aquella plaza inmensa me impresionaran, así como el silencio que por allí reinaba.
Pero comí muy bien en un restaurante pequeñito cerca de la carretera para Cáceres.
Qué docencia dirige a estos jóvenes? Qué pena!!!
Bello reportaje.
Abrazos de amistad