27 de diciembre de 2010

EL COLOR DEL INVIERNO



El día 28 de noviembre, el fin de semana justo antes del puente de la Inmaculada, y de irnos a La Rioja, decidimos perdernos por la montaña leonesa, por nuestra montaña... y nos dirigimos rumbo a Cármenes, a subir a la cima del Pico Gallo,

A tan sólo 30Km de La Robla y como cambia el panorama...de La Robla salimos con el día nublado pero no hacía mala temperatura...a medida que nos acercamos a la montaña... el panorama es helador y cuando llegamos a Cármenes nieve, hielo y mucho frio.





La ruta está perfectamente señalizada...pero no iba a salir todo bien...a medio camino...cuando ya podemos divisar bien cerquita el pico gallo, nos encontramos con esto...todo el acceso vallado, SIN PORTÓN PARA PODER ABRIR Y PASAR COMO SUCEDE EN CASI TODOS LOS LUGARES...O CORTAMOS LA VALLA Y VA A SER QUE NOOOOO... y el ganado mirándonos extrañados... y yo... la verdad después del susto del toro...no quiero más aventuras con estos animalitos.
Vamos a buscar otro camino para poder acceder al Pico


Sale el sol...y comienza a sobrar la ropa...la subidita se nota...cuanto más arriba, más nieve hay...y la gozamos. Pero....todo el monte está vallado con alambre de espino...pero por dónde se accede al Pico...si ya lo tenemos ahí...pero... ¿por dónde pasamos? nos tendremos que dirigir al ayuntamiento para saber porque está cerrado el acceso cuando es una ruta señalizada...no hay manera...asi es que nos conformamos con verlo...










Y de vuelta a Vegacervera a comer nuestro bocata....está todo congelado.


De relax después del bocata cogiendo energía de este árbol.


"El amor a la naturaleza no puede aprenderse por obligación, la mejor forma de hacer que nuestros jóvenes, adquieran este placer es servirles de ejemplo...y así, les haremos un regalo que les acompañará el resto de sus vidas"

16 comentarios:

Miguel Bueno dijo...

A pesar de ser de noviembre tiene pinta de pura navidad nevada, muy bella.
Por el sur ocurre algo parecido, las vallas proliferan una barbaridad y rutas que eran muy agradables de caminar se hacen ahora imposibles.
Felicidades
Piedra

Luis G. dijo...

Vaya, querida Sara, cómo nevaba. Tus imágenes son una fantástica muestra de ese hielo dibujando estalactitas. Vaya "marrón" os colocaron en el camino. Si es que con los portones y las vaquitas, todo cambia, hasta con los senderos...

Pero veo que os tomasteis la cosa con mucha tranquilidad y filosofía. Ahí, sentada en el regazo del árbol, se te ve feliz. Al pico siempre se puede volver...pero ¿que rabia, no?, je,je,je..

La frase final es....¡genial!

Besos,

Luis.

Javier González dijo...

Tengo un buen recuerdo de mis andanzas por el pico Gallo, a pesar de que mi hijo se rompió una pierna y tuvimos que bajarlo poco menos que en camilla improvisada. De cualquier forma, sigue amando a la montaña, supongo que también por el ejemplo de sus padres como bien justificas en tu reflexión.
Un abrazo y enhorabuena como siempre por tus reflexiones, y esta en especial.

Abi E. dijo...

Hola Sara en estas últimas rutas no os librais del hielo y de la nieve ¿eh? jajajajaja.
Suongo que la ruta está vallada por el ganado para que no se escape y podiais haber entrado por donde estaban los terneritos tan salados, pasar y cerrar la valla, pero eso ya me imagino que lo sabeis, jajajaja.
Y lo bueno que estaba el bocata ¿que, eh?

Besos y abrazos para ambos dos
el lio de Abi .weebly
el lio de abi

Cienfuegos dijo...

Menos mal que veo que al final el día se portó, porque según vi la primera foto ya empecé a pensar que tenías la negra este invierno con el tiempo. Pero no. Por lo que veo dió para disfrutar, aunque frío si que se ve que hacía, !!virgensanta¡¡ menudos carámbanos.
Un saludo

Irma dijo...

Cobardicas!! tener miedo a esos indefensos ternerines...

Que ruta más guapa y que razón tienes, que el amor hacía la naturaleza no se consigue por obligación, que lástima que muchas veces no sepamos apreciar nuestro entorno y mira que es guapín eh...

Besines utópicos y cargados de momentos decisivos, gracias por compartir estos momentos.

Irma.-

GINEBRA dijo...

Nieve, invierno, escarcha, sol y vacas... no está mal. Una ruta completita, como las que acostumbras a mostrarnos:)
Estoy completamente de acuerdo contigo cuando hablas de inculcar a los jóvenes el amor por la naturaleza, Sara, es así.
Te dejo besos algo convalescientes. Estoy en cama, algo malita. Pero vía internet no contagian:))

CARLOS dijo...

Vaya nevada más curiosa, totalmente desconocida para mi esa montaña, aunque he pasado por Carmenes ni se sabe camino de Vegarada, la naturaleza siempre nos da algo aunque sea en medio de una tormenta de nieve... transmitirlo es imprescindible si queremos seguir disfrutándolo. Saludos.

sherpa dijo...

Pero bueno, es que no os va a acompañar nunca el buen tiempo? y eso que al final se arregló un poco que si no...
Creo que la preparación para el Espi va por buen camino, seguid así campeones.
Por cierto Sara, te veo muy bien con los dos bastones en la nieve, quizá es el momento de dar el salto al esquí!
Un saludo pareja y felices fiestas.

LUISA M. dijo...

Sara, ¡qué maravillosos parajes!, pero... ¡qué frío debía hacer!
Me han gustado especialmente las fotos de los carámbanos de hielo y la sentencia que escribes al final, con la que estoy de acuerdo.
Gracias por compartir con nosotros estas bellas rutas y este amor a la naturaleza.
Felices fiestas. Muchos besos.

Gizela dijo...

Saraaaaa!!!
Las fotos y el pensamiento....bellos como siempre
Llego tarde para decirte Felizzz Navidad, pero a tiempo, para dejar aquí, mis mejores deseos para este nuevo año que se acerca, joven y vigoroso...cargadito de incógnitas
Espero que para ti y los tuyos sean incógnitas de felizzz cumplimiento a toso los sueños
Besotessss amiga!!!!!!!

Ricardo Miñana dijo...

Que la ilusión y la esperanza sigan llamando a la puerta en el nuevo año que llega,
y que se cumplan tus deseos.

¡¡¡Feliz año 2011!!!

verdial dijo...

Que preciosidad, y que bonito regalo nos haces en estas fechas.
Una pena no poder subir por las cercas, pero al menos, estuvisteis mu cerca, (y yo tan lejos...).

Un abrazo

Juan Luis G. dijo...

Querida Sara.

Un lujo de ruta, fotos y reflexión.

Que el año que viene seamos todos un poco mejores y sirvamos de (buen) ejemplo a los que vienen detrás, que nos tendrán que perdonar muchas cosas.

Un abrazo grande

La Gata Coqueta dijo...

Mañana es el último día del año y lo quiero despedir a tu lado, dándote un beso de espacios conquistados y un abrazo de sueños consumados...

Agradeciendo todo el apoyo que me has brindado durante todo este año, tendiéndome la mano cuando los minutos eran horas y las horas interminables días, haciendo que tus visitas y comentarios escritos desde lo más profundo del corazón se convertíeran en una poesía cual placido oasis de caricias interminables, para un alma que lloraba en silencio...

Y que hoy desea que el 2011 nos traiga la felicidad prendida en las agujas del reloj cuando se escuchen las doce campanadas. Y mi sentir baile la danza de la amistad cuando levante mi copa para brindar contigo con la mirada puesta en el cielo, que nos esta uniendo con su mágica estela de azul ilusión...

Te quiere y abraza...

María del Carmen

raindrop dijo...

Hola, Sara. Me gusta cuando me dejas algún comentario porque siempre me has parecido una lectora entusiasta. Mucho. Pero eso no es casual, también eres una escritora entusiasta, que nos lleva de la mano en cada excursión y en cada pensamiento.
Me encanta.
Las fotos de tu blog son un primor. Cuando he visto las de este post incluso me ha calado el frío de este paseo helado.
Espero que en el 2011 nos sigas haciendo partícipes de estas maravillosas incursiones en la Naturaleza a través de tus ojos, tus pies, tu mente. Mejor regalo no nos puedes ofrecer :D

un besazo fuerte y feliz año nuevo