3 de noviembre de 2009

PICOS DE EUROPA: EL CARES






















Me paso el día hablando, hablo sin parar por la mañana y sigo hablando sin parar por la tarde, necesito más que nunca el SILENCIO...y ese silencio elegido libremente, lo encontré en plena montaña, en esos Picos de Europa que no dejan a nadie indiferente. SON...ESPECTACULARES.

Además....algo me está pasando que me provoca el vómito constante, no digiero bien el panorama social, político, económico, en una palabra "humano", y esa simbiosis con la montaña, con la naturaleza, frecuentemente, me está ayudando a pasar a la acción, a intensificar mi capacidad de lucha, de entusiasmo, de compromiso conmigo misma y con la vida.

La sensación en El Cares es de vértigo constante,sus precipicios, sus cortantes, su inmensidad, ahora se porque le llaman la "garganta divina". Cuando tenía 15 años me juré no volver al Cares, mi experiencia en aquella ocasión fue negativa, pues estalló una tormenta impresionante que retumbaba contra aquellas peñas de un modo atroz,menos mal que rompí mi juramento y me di esta oportunidad, que ahora juro repetiré cuantas veces sea necesario.

Después de caminar 30 Km en las hoces del rio Duratón los 24 Km del cares de ida y vuelta, no suponen gran esfuerzo, incluso llegamos entre dos luces a Arenas de Cabrales para retratar y contemplar a esta luna preciosa.

29 comentarios:

Joan Canal dijo...

Hola Sara, estos paseillos matinales que te pegas para despertar, creo que son idelaes para desconectar de todo y evitar esos vómitos sociales.
Aprovecha esa fuerza de la naturaleza para llenarte de buenas sensaciones y VIVIR, no pienses en nada más, algo o alguien tiene más importancia que tú ?, no.

Vaya maravilla de excursión. Un privilegio disfrutar de todo esto.

Un abrazo, bueno, eso si te paras algun momento que sino no te alcanzo. je je

vidal dijo...

Jo, que pena no habernos encontrao en plena Ruta del Cares ¿verdad?... habría sido todo un puntazo!!!... Preciosa ruta, preciosas fotos... ¿la sociedad?, ante todo mucha calma, e intentar hacer pequeñas cosas sin grandes pretensiones... y el finde, ¡¡¡desconectar en el monte!!!... Y no perdamos la esperanza, cualquier día de estos... ¡¡¡nos cruzamos!!!... igual en el Faedo, je, je, je... un Abrazo Esgallero!!!

Jesús Arroyo dijo...

Cuando desde mi blog veo que has colgado algo nuevo en "Momentos Decisivos". Mi dedo se va, inmediatamente, al ratón para pinchar el enlace, pero mi coco piensa... "no lo hagas, no aprietes el botón" y es que me da tanta envidia... ¡tanta!
¿Sabes que en esos parajes, este cuerpo serrano estuvo perdido una tarde, una noche y la mañana siguiente hasta que desaparecio la niebla, encontramos un arroyo y decidimos descender junto a él?
¡Qué acojone! y todo por salirnos de ruta. Si hubieran existido móviles...

Besos y... seguirán mis dedos apretando el mismo botón ¡qué lo sepas!

Gizela dijo...

jajaja Cundo comencé a leer lo de los vómitos,pensé que nos ibas a anunciar que estabas embarazada jajaja
Pero ni modo, estás embarazada de naturaleza.
Sabes cuanto amo esos picos.
Besotes grandes
Gizz

GINEBRA dijo...

No me extraña que no hagas buenas digestiones con el panorama que nos rodea, Sara, no es para menos, algunos (si te sirve de consuelo) debemos echar mano del flatoril y otros para vivir entre tanta corrupción y tanta inmundicia... es cierto que la naturaleza ayuda, es nuestra madre, el equilibrio....
Bonitas fotos de la montaña. Me alegro que lo pases bien ahí.
Besos

Héroe de Leyenda dijo...

Ya somos dos Sara. Ya somos dos adictos que no puedene entender la vida sin dar un paseo por un hayedo, un río y qué decir de la ruta del Cares...
El ser humano se está distanciando mucho de la naturaleza, y eso no es bueno, porque el hombre necesita la naturaleza para vivir, e incluso, como tu bien dices, para asentar pensamientos, reflexionar y pasar a la acción.
Un abrazo.
Fotos buenísimas!

raindrop dijo...

Impresionantes vistas ...eso sí: de vérrrrrrtigo. Me alegra que por esta ocasión (y sólo por esta ocasión) no hayas sido mujer de palabra ;D
Bendito silencio, ¡cómo te comprendo!

besos

Merche dijo...

Sara: Bonitas fotos de un bonito sitio!!
Me traen muchos recuerdos de cuando estuve por alí de excursión.
Todavia recuerdo las gotas de agua que me caian en la cabeza cuando cruzamos esos pequeños túneles excavados en la roca.
Y ese puente de Los Rebecos, también me recuerda la impresión que dá asomarse desde él.
Un bonito sitio en donde hay que extremar la prudencia tanto caminando, como a la hora de hacer unas fotos.
Me alegro de que lo pasarais tan bien y de que hayas vuelto relajada y olvidándote un poco de los problemas de esta sociedad que nos está tocando vivir.

Un besazo

juan quintero dijo...

Una belleza de fotografias, 24km. ida y vuelta??!!, increible!, que resistencia eh?. Lo peor que existe en la sociedad actual es la indiferencia, pensar que mientras la violencia no toque mi entorno estoy bien, es lo peor. Un fuerte abrazo hasta tu querida España.
Pd.: Cuando quieran venir a caminar de este lado del mundo me avisas, mi casa es su casa.

Ripley dijo...

esto ya son palabras mayores eh supersara? a mì que me mata la cuesta hasta el super se me hace de un merito sin palabras estas caminatas tuyas. que valor que tienes! claro que si luego te resultan tan purificadoras entiendo que vuelvas a ellas una y otra vez ah! y se agradece que ademas cargues con tu cámara de fotos, sin ellas no sería lo mismo. un beso grandote.

Gordonés dijo...

Buenas tardes paisana!!!
Ostras... casi nada... la ruta completa... Palizón considerable.
El único punto negativo que le pongo yo a la misma es la masificación de gente que hay, pero todo el mundo tiene derecho a disfrutar de la misma, no? Yo la última vez que la realicé fue desde Posada Valdeón hasta Poncebos ida y vuelta, y ni me acuerdo de los kilómetros que recorrimos, eso si... acabé con la memoria de la cámara de fotos... Y no me costaría volver, eh?? Eso si... un poco más corta y si fuese posible ascender también al pueblo de Bulnes, al cual le tengo ganas desde hace tiempo, y si fuese posible ir hasta la base del mítico Naranjo ya ni te cuento.
Y para terminar decirte que creo que la gran mayoría de nosotros estamos hartos de la sociedad que nos ha tocado vivir, y es una de las causas por las cuales utilizamos a la naturaleza y con ella a la montaña como válvula de escape. Aunque hay que tener positividad extraída directamente de la montaña para pensar que entre todos podremos algún día tener una sociedad más justa e igualitaria para todos.
Un beso muy fuerte y a seguir fuerte como nuestra tierra.

SARITA dijo...

Hola Sara, ante todo gracias por tus palabras en nuestro Blog, efectivamente nos une el amor por la montaña, mi gran pasión en la vida... por encima de todo o casi todo.

Sobre el panorama que nos rodea, siento ser tan pesimista pero tenemos lo que nos merecemos, porque tristemente la clase política no es más que la fiel imagen de la sociedad en la que vivimos... será por esto que cada vez vuelvo de la montaña a la "vida real" me siento muy incómoda, como fuera de lugar... supongo que sabes a lo que me refiero...

En fin, enhorabuena por la Ruta del Cares, toda una clásica en Picos de Europa, espero que sigas deleitándonos con nuevas escapadas por esas montañas de tu maravillosa tierra, soy una enamorada de León, por qué será??

Un abrazo.

Mediterráneo dijo...

Pero niña ¡que no paras! vaya ruta bonita la de esta semana. Envidia me das, bueno... siempre tengo el recurso de pasar por aquí y recrearme con tus andanzas.
Disfrutalas por ti, por mi y todos nuestros compañeros.

Que te trate bien esta semana.

Por cierto:¿Dónde vamos el proximo fin de semana? ¡Ay!

Besos y abrazos desde mi puerto

sherpa dijo...

Nunca me cansare de ver el Cares!!! que buen sitio para admirar el silencio y olvidarse de la rutina diaria.
Me alegro que hayas cerrado el circulo volviendo, las heridas hay que cerrarlas.
Saludos

cuentosbrujos dijo...

Muy típico de este sitio
menudos lugares por los que te "meneas" fantasticcas fotos por fantasticos lugares
alguna da hasta vértigo
saludos moza ¿Como va esa vida?

Miguel Bueno dijo...

Un derroche de belleza tus fotos; seguro que el paseo te dió fuerzas para poder caminar otros senderos no tan agradables.
Expresiones
Piedra

Estrella Altair dijo...

Estoy un poco como tu, estragada de ver lo que sucede en España, y concuerdo, irse al campo es la única forma de desconectar..

...y sobre todo saber que está en nuestras manos, en cada uno individual, aportar nuestro granito de arena, para que esa situación de "decadencia", no nos pueda.

Un abrazo, se te ve linda y serena

Hasta la vuelta que me voy a mi amado Portugal

montse dijo...

Qué atrevida eres!! Y con que buena forma estás, porque una ruta de tantos quilómetros no se hace así como así...Yo no hubiera podido dar ni un paso por todos estos lugares que he visto en las imágenes!!...He sentido la sensación de vértigo con sólo imaginármelo, y tu lo cuentas como si nada.
Me alegro que volvieras tan recuperada y no me extraña porque después de las fuertes emociones que sentirias, la adrenalina se te dispararia a tope.
Gracias por compartirlo!!
Un abrazo muy fuerte.

Lauri dijo...

Excelentes fotografías que nos muestran a quienes no conocemos Europa, un pedazo más de este hermoso planeta que habitamos. Es cierto, la naturaleza nos devuelve la paz que se pierde en la vorágine de las ciudades, inmersas en la locura colectiva de tanta gente con tantas "aspiraciones" diferentes.
Mis cariños ¡Y ha sido un gusto conocerte!

Anónimo dijo...

...Y ¿dónde dejaste el vértigo con esos precipicios?
Preciosa la última foto, con la luna entre las hojas del avellano.
Un besazo de Mariate

Jota Ele dijo...

¡Caray, Sara! Si voy yo, lo mismo me caigo con todo el equipo.

De todas formas, debe ser una gozada esa excursión. ¡Qué maravilla de paisajes!

no pierdas la esperanza en "lo otro"... No hay mal que cien años dure. Ya vendrán tiempos mejores.

Ya lo verás.

Besos.

Ignacio Bermejo dijo...

Pues yo, creo que motivado o influenciado por ti y tu blog, me estoy pegado también algunas escapadillas de fin de semana y estoy haciendo rutitas de senderimos. He descubierto que me encnata hacerlo. No hay por el sur picos tan impresionantes, pero hay mucha diversidad de paisajes. Un beso grande. (Espero que te encuentres ya del todo bien) Por los de los vómitos, lo digo...

Mariluz dijo...

Pero bueno, ¿últimamente todo el mundo va al Cares? Me lo encuentro en todos los blogs.
La última vez que fui tenía 15 años. Es una verdadera maravilla, se gana a pulso el nombre de "Gargante Divina". Lo malo es que parece el Corte Inglés el día antes de Reyes. Demasiado ajetreo. Aunque supongo que, en esta época, comenzará a descender un poco el público.
Preciosa ruta.
Besos!

Duarte dijo...

Que cortados! que belleza!... extasiado me quedo.
Además el otoño ayuda con sus matices, proporciona unos tonos y sonidos que ayudan el la aventura... es que sois unos aventureros! pero tu me tienes impresionado con tu valiente comportamiento.
Un gran abrazo y toda mi estima

anamorgana dijo...

Maravillosas fotos y el paseo ya no digamos. Creo que tu tienes el remedio para desintoxicarse te tanta mediocridad, M... ETC.
Besos guapa sigue así.
anamorgana

Oteaba Auer dijo...

Precisíimas fotografías que logras trasladarnos al vértigo de esos percipicios. No me extraña tu mal recuerdo debido a hacer ese camino con tormenta.
Me encanta como trasladas tus sensaciones de lo bien que te hace estar en contacto con la naturaleza. Sé lo que se siente y ese silencio maravilloso que alimenta el espíritu.
Este finde he visto que ha habido muy mal tiempo por esos lares...¡confío en tu prudencia! :))
Feliz semana y un besito grande

solrak dijo...

El Cares, una pasada, hace un par de meses un grupo de compañeros de trabajo, propusieron esta ruta, yo rápidamente, y dada mi gran preparación física, me ofrecí gustoso...para esperar con mi coche al otro lado, estáis locos, les dije, doce kilómetros, vamos ni de coña, y resulta que tú, mi querida Sara, y Manuel os metéis veinticuatro kilómetros para el cuerpo guauu, bueno nada que os admiro, y las fotos buenísimas.

Un besazo.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá Sara, belas fotografias...bela Natureza...Espectacular....
Um abraço

verdial dijo...

Que maravilla. Cuanta magestuosidad en las imágenes. Y en este caso puedo saber lo que sentiste, porque he recorrido estos parajes en varias ocasiones. Desde que lo conocía la primeva vez, cada vez que he tenido ocasión he vuelto al desfiladero del Cares. Lo llevo en mi corazón.

Un abrazo